Después de que al parecer el Sultán de Terrassa, Xavi Hernández diera calabazas a Bartomeu para sustituir a Ernesto Valverde al frente del conjunto azulgrana, la culerada ha empezado la operación baboseo por el mito espanyolista Mauricio Pochettino. Por cierto, que no se puede tener menos clase a la hora de intentar fulminar un entrenador que la que está demostrando la directiva culé con el Txingurri.

El FC Barcelona por muchos títulos que gane siempre vivirá acomplejado a la sombra del Espanyol. Está claro, les gustaría ser un club fundado por universitarios catalanes y vestir de azul y blanco, pero eso, en Barcelona está reservado únicamente para el equipo local. De ahí que siempre hayan mirado con celos hacia Sarrià desde los tiempos de Zamora, pasando por Marcial, Canito, Urbano, Urruti, Soler, Valverde, e incluso Escaich y Korneiev…

Por tanto, a nadie le sorprende que ahora Bartomeu babosee por Mauricio Pochettino, en el fondo el argentino es uno de sus ídolos, como buen perico que debe seguir siendo en la intimidad. Incluso los medios culés por antonomasia han empezado a blanquear el espanyolismo irreductible de Poche, ese que le llevó a decir que “antes que entrenar al Barça preferiría irse a cuidar vacas a su granja de Argentina”.

Comentarios


Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre