La dramática situación que vive el Espanyol hizo explotar y perder la paciencia a parte de la afición blanquiazul. La CURVA RCDE estuvo esperando a la salida de los jugadores para pedir explicaciones y recriminar el mal juego del equipo.

Roger Guasch y Carlos García-Pont salieron para apaciguar las aguas en un ambiente que cada vez era más tenso. El momento que vive el club es de los peores a nivel deportivo en los últimos años con el primer equipo masculino y femenino como colistas.

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

  1. O salimos de esta situación desde ya mismo o sufriremos por salvar la categoría hasta el último minuto cómo varias temporadas de la pasada década. No sirve para nada centrarse en la Europa League, hay que salir de esta situación de la Liga, y hay que hacerlo cuanto antes.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre