Existe un sentir general en el espanyolismo de disconformidad. La temporada del primer equipo ha sido decepcionante en líneas generales más allá de las intensas alegrías vividas por las victorias conseguidas ante los grandes clubes de la Liga Santander en el RCDE Stadium. La afición pide cambios para la próxima campaña y todas las miradas apuntan al banquillo.

El rendimiento y el juego del equipo, la relación con el vestuario y con el club se ha deteriorado en referencia a Quique Sánchez Flores. Nadie se atreve a garantizar la continuidad del entrenador madrileño a pesar de tener un año más de contrato y, sin existir ningún tipo de información oficial, muchos bandos del entorno espanyolista dan por finalizada la etapa de Quique en el Espanyol.

Una vez el Espanyol parece haber desaprovechado la última oportunidad de luchar por los puestos europeos tras caer con contundencia en el Benito Villamarín (3-0), las dudas se centran en el futuro. Más concretamente, las decisiones que se deben tomar de cara a la próxima temporada.


Algunos equipos como la Real Sociedad, con una situación muy similar a la del Espanyol en la clasificación (en tierra de nadie), ya han tomado las primeras medidas para construir el proyecto de la siguiente campaña. El club donostiarra ha destituido a Loren, su director deportivo, y a Eusebio como entrenador del conjunto txuri-urdin. A pesar de quedar pocas jornadas para que finalice la Liga, la Real ya se ha puesto manos a la obra para preparar con antelación la próxima temporada.

Loren y Eusebio han sido destituidos de sus respectivos cargos en la Real Sociedad.

¿Debe seguir el Espanyol el ejemplo de la Real? 

El caso de la Real Sociedad se puede comparar con el Espanyol aunque, evidentemente, las comparaciones siempre son odiosas. En la entidad perica parece impensable que se produzca una remodelación en la dirección deportiva, pero el banquillo sí está más que cuestionado.

También es complicado imaginar que se destituya a Quique Sánchez Flores por el alto coste que supondría para el club, con lo cual el hipotético cambio de entrenador se producirá si ambas partes llegan a un acuerdo. Quique siempre ha expresado su deseo de volver a la Premier League y en enero ya estuvo cerca de producirse con la oferta del Stoke City. Muchas dudas y un futuro incierto a día de hoy que el aficionado perico desea que se resuelva en el menor espacio de tiempo posible.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre