Hace un par de horas Jordi Lardín salía con su coche desde la Ciudad Deportiva Dani Jarque en dirección a las oficinas del RCDE en el estadio de Cornellà.

Allí le esperaban el mediocentro Sergi Darder y su representante para acabar de firmar los documentos necesarios que le conviertan en nuevo jugador del RCD Espanyol. El mallorquín regresaría a la que fue su casa como cedido y con una opción de compra que rondaría los 7 millones de euros.

El joven futbolista que ha viajado esta misma mañana desde Lyon a Barcelona se convertiría de esta forma en una nueva incorporación a la disciplina perica durante este periodo de fichajes, que ojo, todavía no se ha cerrado…


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre