Sobre la repentina, y para muchos, inesperada incorporación de Rufete como entrenador del primer equipo después del despido de Abelardo, planean dos teorías muy extremas entre ellas y, defendidas por igual, según con quien hable uno. Contando siempre que nos referimos en ambos casos de fuentes muy bien informadas y cercanas al poder.

La primera, sostiene que el nombramiento de Rufete responde a una estrategia para cargárselo a final de temporada, convertirlo en el entrenador que pase la terrible vergüenza de descender a un equipo histórico como el Espanyol, además, con una plantilla que él mismo ha confeccionado, es un castigo que bien justificaría un cese total de sus competencias a final de temporada, desterrado para siempre.

Esta parte, también afirma, que pese a que Chen tiene todavía confianza en Rufete, otros directivos del club no están conformes con su nuevo y fulminante ascenso después del despido de Perarnau y pretenden hacer ver a la propiedad, la idoneidad de cambiar de dirección deportiva para la próxima temporada.

Bastaría con analizar la primera convocatoria de Rufete para entender muchas cosas que han pasado en el mercado de invierno. Que Rufete gastará 40 millones de euros y no se trajera un lateral derecho en condiciones tiene una explicación. Ya lo ha visto ustedes: Pipa fuera de la primera convocatoria, y es que Rufete, que siempre se ha guardado mucho de no enfadar a las vacas sagradas, creía en invierno que tenerlas contentas les daría más puntos que los que restarían, obviamente otra vez se equivocó. También lo creyeron en verano y por eso no se luchó como se debía por Roberto Rosales.

Como,  igualmente, ha errado el tiro en muchos  de sus fichajes, dos de los suyos, ya los ha dejado fuera de su primera convocatoria, Ferreyra, al que trajo acompañado de un tal Alfa Semedo que resultó ser un bluf total y el vasco Iturraspe, que ha demostrado en el Espanyol que es ya un ex –jugador profesional. Súmenle a esto, el fiasco del “monito” que de momento ha tenido en el conjunto blanquiazul el mismo protagonismo que el mono Amedio de Marco. Calero, Corchia o Calleri que aunque el chaval lo ha intentado, está claro que no era el sustituto de Borja Iglesias, y no dirán que los números no lo avisaron.

Pero, vayamos con la segunda de las conjeturas, que es la que seguramente pone los pelos de punta a propios y extraños. Esta teoría afirma, sin temor a ruborizarse, que Rufete ha tomado las riendas del primer equipo para empezar a trabajar de cara a la próxima temporada, para conocer más a la plantilla desde dentro y así poder confeccionarla con más atino y con la vista puesta ya en el ascenso. Esta teoría que en un club normal sería un esperpento, no lo es tanto en el Espanyol, que va de cagada en cagada, hasta al gran cagada total y absoluta, desde la llegada de Chen, e incluso ya un poco antes con Collet, el hombre que se cargó a Sergio cuando no debió hacerlo jamás.

Algunos sostienen que Chen tiene una fe ciega en Rufete, prueba irrefutable de de ello, dicen, es su reciente ascenso como director del área deportiva y la adjudicación de más poder en el club a pesar de su pésima gestión en la primera plantilla. Tanto mando, que ya lo ha aprovechado para poner al frente del fútbol base a un hombre de su confianza: Vicente Mateo, hombre muy unido a Rufete, ya que ambos coincidieron en sus respectivas etapas como valencianistas y además, como anécdota a resaltar, Mateo es el hijo del alcalde del pueblo de la mujer de Rufete, Benferri. El círculo se cierra. Que gane el sentido común, que alguien le otorgue el poder en plaza a Pacheta, al menos su llegada daría al socio un chute de optimismo y orgullo perico que mucha falta nos va a hacer.

YA PUEDES ADQUIRIR «GLADIUS» LA NOVELA ESCRITA POR ROBERT HERNANDO DE LA QUE TODO EL MUNDO HABLA EN ESTE ENLACE: https://editorialcirculorojo.com/gladius/


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre