La derrota del Espanyol B en el derbi del último fin de semana contra el Barça B compromete seriamente las opciones del filial blanquiazul de evitar la fase de permanencia. Restan dos partidos y se sitúa a 5 puntos de la séptima posición, la cual da acceso a disputar el ascenso a Primera RFEF, la nueva categoría para la próxima campaña que asegura la permanencia en la actual Segunda B.

Los equipos clasificados por debajo de esa séptima plaza disputarán la fase de permanencia y el Espanyol B está entre ellos actualmente. Para escalar posiciones y alcanzarla, necesita ganar los 6 puntos que quedan en juego frente al Nàstic y el Olot. Además, debe esperar que Cornellà y Lleida no ganen ninguno de los dos encuentros que les quedan. Una carambola posible, pero difícil de producirse.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorPuado: «Hay que devolver al Espanyol donde se merece»
Artículo siguienteDavid López: «Entendemos las críticas, pero tengo confianza en lograr el objetivo»

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre