¿Recuerdan ustedes los petardos y petarditos que se escucharon en Barcelona después del descenso del Espanyol? ¿Las burlas y burlitas?, el cachondeo de la bicicleta de descenso de Piqué, pues claro, cuando escupes al cielo lo más probable es que algún lapo te acabe en la cara.

Y como parece que eso del karma de vez en cuando funciona pues ayer fue el turno de hacer el ridículo más monumental que ha hecho un equipo la historia de La Champions League. Y miren que era difícil superar las cagadas de las anteriores temporadas frente a la Roma y al Liverpool, pues oigan, aun así siempre lo consiguen. Atiendan al dato: El Barcelona no perdía por 6 goles o más desde abril de 1951, cuando lo hizo por 6-0 contra el Espanyol en Liga. ¡Ay el Espanyol! Siempre ahí a pesar de ser el pequeño, el defenestrado, el perro verde… El martillo pilón lleva más de cien años sin parar de picar y picar.

Tanto que ahora parece que la única salvación posible en Collblanc es contratar a un entrenador que es mito del espanyolismo y ha manifestado públicamente que “prefiere cuidar vacas en su pueblo de Argentina que entrenar al Barcelona” ¿Dónde tiene la dignidad esta gente?

No se trata de hacer leña del árbol caído pero en esta casa siempre hemos disfrutado e incluso celebrado las derrotas del FC Barcelona. En eso consiste el fútbol te alegras cuando gana tu equipo y te lo haces también cuando pierde el eterno rival. Esa es la salsa y no otra. La vida a veces puede ser maravillosa a pesar de las pandemias y las penurias. Ayer fue un día grande también para el espanyolismo y las ocasiones de celebraciones las pintan calvas últimamente, así que vivan la vida con mucho “mambo” amigos.

YA PUEDES CONSEGUIR «GLADIUS», LA NOVELA ESCRITA POR ROBERT HERNANDO DE LA QUE TODO EL MUNDO HABLA, EN ESTE ENLACE, FIRMADA Y DEDICADA PARA TI: https://editorialcirculorojo.com/gladius/


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre