Estas son las palabras de despedida, agradecimiento y ánimo del ex técnico blanquiazul:

«Después de muchas dudas, y pensarlo mucho, hemos tomado la decisión de prensentar la dimisión, yo como entrenador y mis ayudantes Werner y Álex, del 1er equipo del RCDE femenino, por el único motivo de ser fieles  a nuestro principios y a nuestra manera de entender el deporte, por delante de cualquier entidad están los valores de una persona.

Y sobre todo por las personas a las que nos debemos, nuestras familias y todas aquellas que nos apoyaron desde el principio y nos conocen.

Comencé a entrenar hace unos 6 meses con la ilusión de hacer un trabajo con futuro en un club grande como es el RCDE y alcanzar los objetivos que este club ha tenido en épocas anteriores y no ha debido perderlos.

Vine con los objetivos que yo mismo me propuse, junto con mis nuevos compañeros de viaje, y hemos puesto todo el empeño en trabajar bien. Creemos que nuestra dimisión es la única manera de decir basta y empezar a hacer los cimientos para un club como este en el fútbol femenino.

Pero lo más importante y lo que queremos decir, es que el fútbol femenino se ha modernizado con el tiempo a pasos agigantados, y que hay que dar paso a las nuevas generaciones que realmente están ilusionadas en crecer y hacer grandes cosas a nivel deportivo.

Agradecer a las jugadoras del plantel su apoyo y su esfuerzo por sacar esta situación adelante, no tengo duda de que lo conseguirán y nosotros seremos los primero en felicitarlas, porque se lo merecen con el esfuerzo que están realizando.

Un cordial saludo»

Luis Miguel Marín Montaño.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorLuismi Marín dimite como entrenador del Femenino A
Artículo siguiente¿Estamos perdiendo la ilusión?

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre