La última derrota contra el Atlético de Madrid deja al Espanyol en una situación muy comprometida en la clasificación de LaLiga. Pese a la mejoría con el cambio de técnico, los resultados siguen sin llegar en la competición doméstica y las jornadas pasan sin que el equipo consiga escalar posiciones.

El conjunto blanquiazul es penúltimo con 8 puntos. Llega al parón internacional de noviembre a 5 puntos de la salvación: el Betis con 13 puntos marca la zona de la permanencia. El Leganés es colista con 6 puntos y el Celta de Vigo, antepenúltimo con 9.

La reacción del Espanyol pasa por ganar las dos próximas jornadas en casa.

Las dos próximas jornadas son auténticas finales para el Espanyol. Recibe en el RCDE Stadium consecutivamente a Getafe y Osasuna. Dos compromisos en los que necesita sumar victorias para no descolgarse de la permanencia.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre