El Espanyol ha llegado a Navata, en las instalaciones del hotel Torremirona, donde permanecerá hasta el viernes al mediodía. El equipo tiene la intención de entrenar y trabajar con normalidad estos días, aunque está permanentemente informado de las novedades que se están produciendo y las recomendaciones que continúan emitiendo las autoridades sanitarias competentes para afrontar la crisis médica del coronavirus.

Los jugadores del primer equipo tienen previsto continuar trabajando en la preparación del partido del próximo domingo, tal y como estaba previsto, aunque se estableciera que se celebrará a puerta cerrada y haya riesgo de una suspensión definitiva.

La plantilla también ha recibido las recomendaciones de los máximos responsables sanitarios para tratar de minimizar las situaciones de riesgo y ha conocido los últimos detalles sobre las suspensiones que afectan a las categorías inferiores.

En cualquier caso, desde Torremirona, también se siguen al minuto otras informaciones que se van produciendo, como las próximas reuniones entre las máximas instancias del fútbol español o el aplazamiento ya confirmado de la final de la Copa del Rey.

Inicialmente, y salvo alguna causa de última hora, el equipo tiene previsto ejercitarse este jueves por la mañana en una sesión a puerta cerrada, siguiendo las pautas establecidas a nivel médico por las autoridades sanitarias.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre