En mayo del 2016 un consorcio chino desembolsó entre 60 y 70 millones de libras (78 y 104 millones de euros) por el Aston Villa, recién descendido a la Championship, segunda categoría del fútbol inglés.

“El Aston Villa Football Club está encantado de anunciar que se ha firmado hoy un acuerdo para la venta del 100 % de la propiedad de Randy Lerner al Recon Group, cuyo dueño es don Tony Jiantong Xia“, informó el club de Birmingham a través de un comunicado publicado en su página web.


El señor Xia, en otro comunicado, dijo en su momento que el “objetivo inmediato” es devolver al club a la Premier League y después aspirar a acabar “entre los seis primeros para poder disfrutar de fútbol europeo en Villa Park“, al tiempo que confía en hacer del Aston Villa “el equipo más popular en China”.

La realidad en la actualidad es bien distinta. Tres años más tarde el Villa sigue sin haber ascendido a la Premier, hoy su comprador lo tiene a la venta y anda envuelto en serios problemas económicos para hacer frente a un pago inmediato de impuestos de 2 millones de libras esterlinas.

Una suerte parecida está corriendo el West Bromwich Albion que ha descendido este año como último clasificado de la Premier League después de 8 años consecutivos en la máxima categoría del fútbol inglés. El club que fue adquirido en 2016 por el empresario y multimillonario chino Guochuan Lai por unos 177 millones de euros, hoy también está la venta y con graves problemas económicos después del descenso de categoría.

El tema no es menor para la afición espanyolista. Máxime si tenemos en cuenta que todo indica que el régimen chino ha tocado ya corneta y manda  una pronta retirada a sus empresarios, y por encima de todo que vuelvan a depositar en el gigante asiático buena parte del dinero que sacaron para invertir en el negocio del fútbol fuera de su país.

Así las cosas, una vez comprobado que la retirada del capital chino en el fútbol europeo es un hecho consumando (tenemos otros ejemplos como el del Atlético de Madrid) haría bien el socio perico en estar muy atento a los próximos movimientos de Mister Chen. Algunas fuentes aseguran de forma contundente que las acciones del Espanyol hace meses que están en el mercado esperando ofertas. Otro drama añadido sería que como afirman algunos prohombres pericos en la intimidad, antes de vender el empresario chino quisiera hacerse con capital líquido limpio a cuenta de descapitalizar la plantilla a base de ventas como la próxima e inmediata de Gerard Moreno. Lo cual sería obviamente, una terrible noticia para el aficionado perico y además podría poner en serio peligro la continuidad del Espanyol en Primera División o lo que es lo mismo su futuro.

En relación a esta noticia recomendamos que ustedes vuelvan a leer o lean si es que no han tenido ocasión de hacerlo este esclarecedor artículo que Tomás Guasch publicó hace unos días en esta casa.

 

 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Si vende los mejores activos tendrá liquidez mas o menos inmediata. Ahora bien; las acciones valdran mucho menos y posiblemente también seran menos interesantes para los hipotéticos compradores.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre