Después del trepidante final de partido en Butarque, algunos jugadores del Espanyol se quedaron con ganas de seguir sintiendo adrenalina en sus cuerpos y decidieron pasar el lunes en el parque de atracciones de PortAventura.

Diego Reyes fue el encargado de mostrar su diversión y la del resto de sus compañeros en las distintas atracciones, aunque parece que el brasileño Leo Baptistao es más amigo del fútbol y no es tan amante de las emociones fuertes.


En la fotografía podemos ver sonrientes al central mexicano y a Pablo Piatti mientras Baptistao prefiere taparse el rostro. Una imagen que muestra el buen ambiente que hay en el vestuario perico, una de las claves de la gran temporada que esta cuajando el equipo de Quique Sánchez Flores.

El día de descanso ha servido para que el equipo recupere fuerzas y se centre en lo que resta de temporada, seis partidos complicados y con la ilusión intacta de cara a la lucha por llegar a Europa. El primer escollo será el Atlético de Madrid este sábado a las 20.45h en el RCDE Stadium.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre