Los jugadores del FC Barcelona tardarán en olvidar el último derbi. El Espanyol estuvo cerca de conseguir la victoria por segunda vez consecutiva en el RCDE Stadium contra los azulgranas y eso ha dolido mucho en Can Barça. Tanto es así que varios futbolistas parecen haber cogido la matrícula especialmente a dos jugadores blanquiazules: Gerard Moreno y Víctor Sánchez.

Según apunta SPORT, los jugadores del Barça están muy molestos con la entrada de Gerard Moreno a Gerard Piqué. No piensan en ningún momento en las provocaciones de su compañero a la afición del Espanyol y, por ende, a los futbolistas pericos y se quedan exclusivamente con la acción del delantero blanquiazul sobre el central culé.

Esta es la supuesta acción en la que Víctor Sánchez le mete el dedo en la boca a Messi.

Además, también creen que Víctor Sánchez tuvo una actitud “visceral” contra los propios jugadores azulgranas. Le recriminan sobre todo su acción sobre Leo Messi: según SPORT, el capitán perico le metió el dedo en la boca al delantero argentino para que se callara. Un enfado realmente sorprendente, pues Víctor Sánchez tiene un pasado en el Barça y mantiene una buena relación con algunos futbolistas culés fuera de los terrenos de juego.


 

 

Comentarios

Comentarios

1 COMENTARIO

  1. Aún no comprendo como no se han llevado detenido y dejar en un calabozo a algún jugador perico por atreverse no solo a empatarles el partido, sino a tocar con la mano a Messi.
    Si Bernardino Serrano Mori, más conocido como Mino tuviese 20 años menos se iban a enterar. Recuerdo las grandes tardes de este central cuando desde el gol nord se le reclamaba el “Mino mata”, hacía una entrada al rival y se le iban las ganas a todos de volver a pisar el área.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre