Uno de los derbis que se han disputado en el MIC ha dejado una imagen lamentable. Se disputaba un Espanyol-Barça y una de las acciones ha debido sancionarse con dureza. Uno de los jugadores culés ha agredido a un futbolista perico en pleno partido pocos segundos antes de finalizar el encuentro e irse a la tanda de penaltis.

Una acción que deja en evidencia los presuntos «valors» de los que tanto se enorgullecen en el Barça. La masía parece tomar como referencia las continuas agresiones de varios jugadores del primer equipo (Luis Suárez es el «mejor» ejemplo en este sentido).


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre