La eliminación de los culés a manos del Liverpool permite al Espanyol hacer una travesura genial como es la oferta del 40% hasta el 1 de junio para la compra de la segunda equipación roja. Enorme simbología en honor al equipo inglés, su brutal remontada del 4-0 y su día en La Final de la Champions. Salir con la segunda camiseta roja en Butarque será la guinda del pastel.

Esa travesura y rebeldía es la que marca el camino de la personalidad españolista. No conozco perico que no se haya partido de la risa. Me recuerdan esas carcajadas orgullosas que nos hicimos con el Twitter del Club cuando lo de Samoa y tal. Que no cesen esos guiños que refuerzan nuestra identidad contestataria y nos mantiene vivos.


Mauricio Pochettino nos enseña el camino. Bueno… la autopista entera. Sus gestas quedan para la historia igual que sus gestos hacia el Espanyol. Uno de tantos, es el de proclamar que antes de entrenar al Bar$a se iría a trabajar a su granja de Argentina. Que el Club regale la estampación de su nombre me encanta porque estamos huérfanos de referencias y ésta es enorme.

Ojalá Mauricio gane la Orejona, que el Liverpool lo haga el año que viene y que tiremos de las orejas a esos orejudos acomplejados, a los hooligans de lo políticamente correcto, a los que permiten que se nos meen en la cara mientras tratan de hacernos creer que está lloviendo. En definitiva, a los colaboracionistas trileros del Régimen Culé.

Tomás Guasch Llovensà

Soci 4.706 i Accionista.

 

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre