El primer equipo femenino del RCD Espanyol mostró su nivel competitivo en un partido muy completo frente al Valencia CF. Las jugadoras de Bacardit plantaron cara desde el primer momento en un enfrentamiento muy igualado, pero que no dejó grandes oportunidades en ninguna de las dos áreas. En un desenlace de partido abierto, la victoria hubiera podido caer para cualquiera de los dos lados, pero el reparto de puntos se hizo efectivo al final de los noventa minutos.

La igualdad fue la nota dominante de los primeros compases de partido, con los dos equipos bien plantados sobre el césped y con ganas de complicar las cosas a las rivales. Julve fue la primera en intentarlo con un disparo a escasos minutos del pitido inicial que detuvo Jennifer sin problemas.

Sin dominador claro, el balón circulaba en el medio del campo pasando por los pies de las futbolistas locales y visitantes donde por momentos parecía que se atascaba el partido. La velocidad de las jugadoras en punta de ataque espanyolista, Julve y Paloma, fueron un buen recurso para romper esta dinámica y acercar el balón al área valencianista con más intención que peligro real.


Una de las ocasiones más claras fue para una combinación en la frontal del área entre Julve y Dominika que la futbolista blanquiazul no pudo rematar con garantías.

Con el paso de los minutos, la igualdad se fue diluyendo y la balanza comenzó a caer del lado visitante que poco a poco avanzaron líneas para instalarse en el último tramo del primer tiempo cerca de los dominios de Mariajo.

Sin embargo, ni la portera espanyolista ni su defensa sufrieron para llegar con el empate en el tiempo de descanso, más allá de un disparo al palo de Joyce en un lanzamiento lejano y un remate de Carolina en el larguero en una jugada invalidada por fuera de juego.

En la segunda mitad, las pericas volvieron a coger aire y se volvió a instalar la pugna en medio del campo, lejos de las porterías. De hecho, la más clara fue para una contra de las jugadoras de Bacardit, donde entre Julve y Eli se plantaron en el interior del área, pero el remate de la delantera perica lo desvió una defensora sobre la línea de gol.

Con el paso de los minutos, el esfuerzo se empezó a notar en las piernas de las jugadoras de ambos equipos y eso favoreció a un desenlace atractivo para el espectador con muchas idas y venidas de un área a otra.

Las pericas minimizaron el peligro en su área y lucharon por conseguir los tres puntos aprovechando la velocidad en ataque, pero finalmente el marcador no se movió y el 0-0 inicial fue el resultado definitivo.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre