Los números cosechados por el Espanyol a domicilio convierten al conjunto blanquiazul en uno de los peores equipos de Primera división como visitante. Apenas ha ganado un partido fuera de casa esta temporada en LaLiga: el 0-2 contra el Huesca, colista de la clasificación, gracias al doblete de Borja Iglesias. En el cómputo global suma seis puntos entre todos sus desplazamientos.

El rendimiento blanquiazul fuera de casa es un problema para seguir la escalada hacia la zona noble de la clasificación. En el RCDE Stadium el guión es muy distinto: suma 18 puntos como local, cifras similares a las de los primeros clasificados de LaLiga.

El cuerpo técnico no modifica su apuesta en los encuentros a domicilio. Rubi confía en la calidad de la plantilla en cualquier escenario y ante cualquier rival. En cualquier caso, ganar a domicilio es uno de los aspectos a mejorar del equipo espanyolista desde la temporada anterior. Los próximos desplazamientos del Espanyol son contra el Eibar, el Villarreal y el Valencia. El vestuario intentará reconducir la dinámica fuera de casa sin perder su solidez como local.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre