Hacía muchos años que el socio perico no esperaba un final de liga con algo más en juego que no fuera la permanencia. En el primer año de la era Chen, Quique ha logrado prácticamente la salvación, y ahora el equipo aspira a cotas más altas.

Disponer de la totalidad de la plantilla perica, éste es el objetivo número uno de Quique Sánchez Flores y su equipo de preparadores. El entrenador madrileño lleva semanas repitiendo el mismo discurso: recuperar lesionados y disponer del máximo de jugadores para elegir un once lleno de garantías. Todo ello para poder afrontar, después del partido ante el Eibar y el parón liguero, los importantísimos diez últimos encuentros de competición doméstica (finaliza el próximo 21 de mayo).

Recordemos que Víctor Sánchez, Marc Navarro y Leo Baptistao, jugadores clave para Quique, siguen recuperándose de sus respectivas lesiones, pero podrían cumplir con los plazos marcados de recuperación: estar disponibles dentro de 15 días. En los casos de Víctor Sánchez y Marc Navarro los preparadores son optimistas, ya que el centrocampista se incorporará esta semana al trabajo de grupo y el defensa se espera que llegue recuperado al parón por selecciones. En cuanto al delantero, pieza clave al inicio de temporada, existen incógnitas respecto a su posible alta médica definitiva.


 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre