Tengo que agradecer a Robert y su equipo que me permitan desahogarme de la frustración que produce el Espanyol y su mal gobierno hablando sobre temas que poco tienen que ver con el futbol de forma directa pero mucho tienen que ver con los resultados.

Dentro de la gran mentira que se nos dijo en la Junta General sobre la transformación del Espanyol , que a partir de ahora se pondría toda la carne en el asador para conseguir resultados y que asistiríamos a una catarsis que nos llevaría al éxito y no se cuanta mentira mas, pues ni dos meses han pasado de aquello y aquí estamos viviendo lo mismo de siempre.

Una de las cantinelas que yo escucho mucho en los diferentes programas a los que acudo es que si se ha producido un cambio en cuanto a los objetivos, este año está claramente marcado, y no es otro que subir a primera. Pues señores es falso. A nivel de lenguaje puede parecer que es fina la línea que separa la necesidad del objetivo pero para conseguir resultados es un abismo. Permitidme que os ponga un ejemplo, imaginemos dos personas que les preguntamos sobre los objetivo que tienen en su vida y una nos dice que le gustaría formar una familia, irse a vivir al mar, tener dos hijos y que compartieran su pasión por las regatas de vela. La otra persona nos dice que su objetivo es reunir 50000 euros en seis meses porque ha generado una deuda con una mafia y si no paga lo mínimo que le puede pasar es que le rompan las piernas. A simple vista podemos decir que los dos tienen objetivos pero está claro que no son lo mismo, ya que el primero es motivante, aspiracional, te eleva como persona y lo más importante, lo puedes llevar a cabo desde la PASION. El segundo ni es motivante, ni te eleva como persona y si lo llevas consigues llevar a cabo lo harás desde el MIEDO.

El cuerpo humano, aunque a simple vista pueda parecer que es el mismo cuando siente PASION y cuando siente MIEDO, no es así, una persona con miedo en lo referente al futbol le mejora la capacidad para correr, pero ninguna mas, empeora en creatividad, en capacidad de atención, en precisión, en habilidad y si el MIEDO se convierte en crónico, es decir deja de ser una emoción y se convierte en un estado emocional, se verá afectado su sistema inmunológico. Es curioso que en el partido de ayer el jugador con más talento creativo, Melamed, fuera el jugador más gris del equipo. Al contrario una persona que siente PASION, los químicos que genera su cerebro incentivan, la creatividad, la atención, la alegría, la euforia, la habilidad la precisión. Y con estos mimbres si hay calidad es mucho más fácil obtener resultados.

La pregunta seria, cuál de los dos supuestos han identificado ustedes con el Espanyol…

Eduard Calero


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre