El Espanyol lleva once años sin ganar un derbi como local y espera romper ese maleficio cuanto antes. La última victoria perica en un derbi jugando en casa data del 13 de enero del 2007. Aquel día los blanquiazules superaron con autoridad al FC Barcelona (3-1) gracias a los goles de Luis García, Tamudo y Rufete.

Muchos pericos no olvidaran las reacciones del entrenador que por aquel entonces dirigía al Barça. El holandés Frank Rijkaard pagó sus frustraciones con el banquillo del Estadio Olímpico de Montjüic. Es quizás la última gran noche que ha vivido el espanyolismo contra el rival ciudadano, pero no la única en la que ha sacado algo positivo.

Más contemporaneos son los partidos en los que el Espanyol consiguió empatar los partidos de un modo agonizante, como por ejemplo, con Galca en el banquillo el 2 de enero de 2016, donde los pericos consiguieron frenar al Barça (0-0).

Otro partido recordado en el RCDE Stadium fue el que terminó con empate a uno en el marcador gracias al gol de Álvaro Vázquez en los instantes finales, un tanto que neutralizaba el inicial de Cesc Fàbregas aquel 8 de enero de 2012.

 


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre