Este fin de semana me siento lleno de orgullo de pertenecer a este gran club, a esta gran familia que es el RCDE. No sólo por la gran victoria conseguida en el difícil estadio del Alcoraz, sino por las muestras de solidaridad con las mujeres que padecen cáncer de mama. Orgulloso de ver el rosa como color corporativo. Un rosa que invadió las luces del RCDE Stadium y la página Web del Club y el Twitter. Tomar conciencia del sufrimiento de muchas mujeres y sus familias también nos hace más fuertes como personas y como miembros de un club que sabe lo que es luchar contra los dragones más feroces. San Jorge, aquí, también se ha aparecido como hace diez siglos en la famosa Batalla de Alcoraz.

Y justo este fin de semana, uno de los nuestros da a conocer que está en lucha desigual contra el monstruo. El Profesor, nuestro gran Profesor José Mª Gay de Liébana, ha hecho pública su enfermedad. Las muestras de cariño y solidaridad han sido infinitas. Gay de Liébana un gran españolista que lleva su “periquitismo” hasta la cima y más allá. Desde estas líneas le deseo lo mejor.


Pero en este artículo no pretendo hablar de las campañas mediáticas y de personajes por todos conocidos que sufren el acoso del dragón, sino hablar y conversar con Xavi Vallés, uno de los nuestros; uno que forma parte de esas familias que forman nuestro club. Uno de esos valientes que mira las mañanas con la ilusión de ver sonreír a sus hijos y, por extensión, a los niños que ha conocido en la Vall d’Hebrón, tan valientes o más que él mismo.

Xavi Vallés convive con un cáncer de páncreas y en el peritoneo. La cirugía le ha extirpado parte del páncreas y la vesícula y substituyeron parte del colédoco. Desde enero de 2017 forma parte de un ensayo clínico con un tratamiento de quimio por vía intravenosa y pastillas.

Javier Belsa.- ¿Qué siente un hombre joven con tres hijos como tú cuando le comunican que debe enfrentarse con el cáncer?

Xavi Vallés.- Gracias a Dios, los doctores que me atienden no sólo son grandes profesionales de la medicina, sino que también tienen un componente humano, de cercanía con el paciente y su familia, que saben cómo dosificar este tipo de noticias. Cierto es que el terror invade tu vida, pero la esperanza es un valor que empieza a cotizar al alza. 

A Xavi le conceden poco tiempo para realizar más pruebas después del primer diagnóstico. De forma rápida, sin apenas poder pensar, entra en quirófano ¿cómo se enfrenta uno a una situación que podríamos calificar de “deporte de alto riesgo”?

X.V.- He sido una persona que durante toda su vida se ha cuidado. He llevado una vida sana en la alimentación y en la costumbre de hacer deporte. Esto ayuda a realizar un trabajo mental de superación. Pero es, sin duda, la familia y los hijos los que te ayudan a aferrarse a la vida. Saber que estás en buenas manos, un equipo de médicos que lo va a dar todo por ti da la seguridad y confianza en uno mismo.

Es verdad que a veces no quejamos por vicio. Pero desde que enfermé ya no me quejo por cualquier cosa, sino que valoro mucho más lo que puedo hacer cada día al levantarme, ni que sea ir al hospital de Onco en vez de ir a ver un recién nacido. Da igual. Lo importante es levantarse, ver amanecer un nuevo día…y encima poder ir caminando. 

J.B.- Nada más salir del quirófano te dan la oportunidad de formar parte de un ensayo clínico.

X.V.- Es una oportunidad que no se la ofrecen a todos los enfermos de cáncer. Depende del tipo, las circunstancias y que justo en ese momento se desarrolle por una farmacéutica. En mi caso, se trata de una farmacéutica americana que realiza un estudio a nivel mundial con la participación de 428 personas en mi misma situación. 

J.B.- La conocida empresa de aparatos auditivos GAES, a través de su fundación, concede las becas “Persigue tus sueños” destinada a proyectos deportivos solidarios. Háblame de tus sueños.

X.V.- Es sencillo, soy un enfermo oncológico con el objetivo de quedarme crónico, y sé lo duro que es el cáncer, tanto para los enfermos como para las familias, pero creo que tiene que ser mucho más difícil si esta enfermedad afecta a un niño.

Cuando observas que día a día los resultados van dando su fruto, piensas en aquellos enfermos como tú que no pueden entrar en programas de este tipo. Y junto al propio Institut de Recerca del Vall d’Hebrón vimos la oportunidad de colaborar con un ensayo clínico que está en su fase 2 parado por falta de financiación. Se trata de una prueba de laboratorio de no más de 24.000 € que dirige el Dr. Josep Sánchez de Toledo. La fase tres ya sería con la participación de los niños.

El Dr. Sánchez de Toledo recibió en el año 2012 del máximo galardón europeo que se concede al rigor en los procesos asistenciales de una unidad oncológica. Introdujo en 1984 en toda España la realización de trasplantes de médula ósea en niños con leucemia. Es el responsable de Oncología y Hematología Pediátrica en el Hospital Vall d’Hebron desde hace más de 20 años.

Mi afición al ciclismo me ha llevado a plantearme un reto, un sueño: en la primavera de 2019 salir desde el Hospital de la Vall d’Hebrón y hacer el Camino de Santiago en bicicleta eléctrica, Y tras 17 días alcanzar la Catedral Compostelana. Un camino de 1.200 kilómetros por la ruta jacobea, una ruta muy dura para una persona como yo con 50 sesiones de quimio intravenosa. Pero la lucha contra el cáncer da un carácter indómito y motivador.

J.B.- La consecución de la beca exige un objetivo solidario, ¿por qué y para qué quieres cumplir este sueño?

X.V.- Esto no es sólo una meta personal, mi deseo y compromiso es pedalear para los niños enfermos de cáncer, y por eso me gustaría conseguir el dinero necesario para poder financiar este ensayo clínico, o parte de él que se realizará en el Institut de Recerca del Vall d’Hebrón.
Si conseguimos financiar este proyecto es posible que el ensayo funcione igual que me está funcionando a mí el tratamiento en el páncreas, cosa que hace tan solo 3 o 4 años no existía. Esta es mi manera de agradecer el esfuerzo que realizan todos los que están día tras día trabajando y aportando dinero para investigar, ya que todavía queda mucho camino por delante y muchas vidas que dependen de él. 

Muchos días, durante las esperas que se producen en el hospital de día cuando voy a hacer quimioterapia o visita con mi oncóloga, me voy hasta el edificio de infantil y hay que verlo. Yo llevo mi mochila llena, llena de muchas cosas que ha traído el cáncer a mi vida, pero, aun así, no puedo o mejor dicho no podemos dejar de ayudar a esos niños cada uno dentro de sus posibilidades. Tenemos que aportar algo por la oncología infantil.
Como he dicho antes, no es sólo un compromiso personal, sino que lo estoy haciendo extensible a todos los familiares y amigos que quieran colaborar.

J.B.- Has hablado de un reto de 17 días sobre la bicicleta. Las grandes rondas ciclistas suelen ser de 21 días. ¿Hay algo de mágico en el número?

X.V.- Son varios los motivos. Pero quizá el más significativo para la afición blanquiazul es que en la adolescencia fui seguidor de un jugador de fútbol que lucía el número 17. No era ningún crack pero empatizaba con él y me hizo sonreír muchos días: José Rojo, “Pacheta”. Todavía está en mi retina el testarazo en forma de gol anulado al FC Barcelona en el viejo Sarrià. Su espíritu de lucha, sencillez, trabajo, tesón, superación, entrega al equipo era todo un ejemplo a seguir. Hoy sigue siendo un referente para los que le vimos jugar.

J.B.- Xavi, ¿cómo podemos colaborar con tu sueño?

X.V.- Tengo abierto un Blog en internet donde doy a conocer todo el proyecto: www.delhospitalalacatedral.com

Allí mismo, me desahogo escribiendo mis experiencias y sentimientos del momento y de lo que la enfermedad me va enseñando día a día.

Desde la misma web hay un enlace a las becas GAES. Simplemente se clickea y se siguen los pasos para votar. Si se consigue los votos suficientes, GAES realizará una aportación que cubrirá parte del ensayo clínico.
Para los más valientes también hay en la misma página un enlace de crowfunding. 

J.B.- ¿Has entrado en contacto con el Club o a través de su Fundación para ver la posibilidad de colaborar en esta iniciativa?

X.V.- Como todos los pericos saben, la Fundación del RCDE se ha destacado por sus actividades solidarias. El próximo 15 de febrero se celebrará el día Mundial del Cáncer Infantil. Pues bien, el día anterior estoy citado en el Club con mi bicicleta. Sé que la Fundación es un portal muy sensible a las causas solidarias y con aquellos que llevamos el blanquiazul en el corazón. Son muchas y variadas las formas de colaboración. 

J.B.- Xavi, gracias por compartir estos momentos conmigo. Momentos que quiero hacer extensibles a todos los lectores de LCD. Saber que un perico no se rinde no es nada nuevo, pero soñar los sueños de una persona como tú, también nos hace peregrinar a la ciudad del Apóstol. Seguro que el Club, con la sensibilidad que ha mostrado en diversas iniciativas solidarias sabrá encontrar una vía de colaboración. Y quién sabe, tu sueño y el sueño de Gay de Liébana nos hará ver a nuestro Club liderar la Liga en la jornada 38.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre