Un año. Se dice rápido pero cuánto hemos sufrido desde entonces…

Un año hace que no pisamos el estadio. Un año sin animar al equipo; un año sin ver a tus amigos antes de un partido, comentar el posible once inicial mientras vas dando tragos a la cerveza, cantas y te ríes a carcajadas con otros compañeros de grada; un año sin ir de culo todo el día para poder llegar a tiempo al partido después de trabajar mientras tus compañeros se ríen porque, siendo sinceros, lo más probable era palmar, pero ahí estaba nuestra ilusión de volver, de ver a los nuestros y de animar; un año sin cantar a pulmón abierto, ondear las banderas y alzar las bufandas…

Aún recuerdo el último partido al que asistí: Wolverhampton. La noche antes de coger el vuelo me empecé a encontrar mal pero me fui a dormir con la ilusión de que me despertaba en unas horas para viajar con nuestro RCDE. A la mañana siguiente sí, tenía 38,5 de fiebre. “Da igual” pensé, “me empastillo a ibuprofenos y ya se me pasará, esto es historia del club y lo tengo que vivir”. La verdad es que el partido fue desastroso y hacía un frío terrible pero lo que siempre destaco es la previa y el viaje con los amigos.

Para mí, eso es el Español. Un sentimiento que compartes con tu gente y que pocos entenderían. Orgullo de pertenecer. No se entiende el Español sin su afición y todo esto nos lo han arrebatado pero quiero transmitir un mensaje de ánimo.

Andrea Tejada

Está siendo un año difícil, en general, para todos y ha coincidido con la temporada más dura para los jóvenes que nunca hemos visto a nuestro club jugar en la división de plata. No os dejéis pisotear por nadie, siempre somos el hazmerreír pero pocos clubs tienen nuestra historia. Sacad honor, como hemos hecho siempre, porque volveremos. Volveremos a entrar al estadio más pronto que tarde y volveremos a tocar el cielo. No os conforméis con ver el futbol desde casa, somos jóvenes y nos toca remar, el club nos necesita. Solo imaginad la primera previa, va a ser apoteósico. Imaginad la celebración del primer gol de vuelta (espero que os tiréis todos por los suelos bien abrazados). Cantad, cantad y animad. Que esos momentos os sirvan de guía para afrontar los días duros que vienen y para estar a tope cuando se os requiera.

Creo que si algo hemos aprendido este año es que la felicidad es efímera, que la única manera de encontrarla, realmente, es valorando los pequeños momentos y sacando el máximo provecho de ellos, que nadie es feliz a todas horas y que está en nuestra mano sacar el lado bueno de las cosas y convertirlo en felicidad. Esos pequeños momentos en la grada, el Español, es felicidad.

Andrea Tejada León

Socia nº 22.220

Perica y Española


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorVicente Moreno: «Estamos en un momento de la temporada que lo importante es ganar»
Artículo siguienteEl presidente del CE Júpiter se ríe del Espanyol

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre