Las pruebas médicas que se le han practicado a Óscar Gil en estas últimas horas han confirmado que el jugador no deberá pasar por el quirófano. Su evolución será la que marque su disponibilidad. Hay que recordar que el defensa blanquiazul sufrió una lesión en el hombro durante el partido ante el Albacete Balompié que le obligó a abandonar el terreno de juego al principio de la segunda parte.

Habrá que estar atentos a las sensaciones que desarrolla el joven lateral durante los próximos días y semanas.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorFallece Agustín Mellado
Artículo siguienteDiego López: «Lo importante es que el Espanyol esté en Primera División, con o sin Diego López»

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre