Salida fulgurante del Espanyol en el Nuevo Mirandilla ante un Cádiz muy necesitado. El equipo de Vicente Moreno pareció aprender de los partidos ante Mallorca y Elche. El cuadro blanquiazul salió dominador y con ganas de mostrar su mejor versión. El Cádiz, por su parte, esperaba parapetado atrás esperando al error del Espanyol.

El día del Elche se echó de menos su presencia y en Mallorca no tuvo su día, pero Sergi Darder sacó la varita mágica para dar una asistencia de gol sublime a Manu Morlanes. El jugador cedido por el Villarreal no falló y con un pase a la red batió a Jeremías Ledesma.

El Espanyol fue irreconocible, para bien, durante todo el primer tiempo. Los pericos acostumbrados a ser sometidos en cada salida lejos del RCDE Stadium dominaron y pudieron sentenciar el encuentro antes de los primeros cuarenta y cinco minutos. Darder tuvo una llegada desde segunda línea en la que no estuvo fino yendo de cabeza. Embarba tambien tuvo su cuota de protagonismo, ya que tras una buena jugada individual pudo anotar, pero su disparo salió mordido.

RDT quiso aparecer y pudo anotar el 0-2 al recoger una magnífica asistencia de Melendo, aunque su vaselina fue bien leída por el meta argentino del Cádiz. Con esta dinámica se llegaría a los vestuarios.

El Cádiz intentó agitar el partido en la segunda mitad. Sergio González cambió algunas cosas con tal de ajustar la defensa y evitar que el Espanyol pudiese llegar con tanta facilidad. Tanto perdonar se termina pagando y Negredo terminó ajusticiando a una timorata defensa perica. Óscar Gil estuvo muy blando y eso permitió al tiburón de Vallecas anotar la igualada.

Cuando parecía que nada podía ir a peor le anularon dos tantos más al punta cadista. Con el 1-1 se olía la remontada local y así fue. Ivan Alejo anotó el 2-1 en el descuento. Otra vez, los fantasmas del equipo aspirina y el ridículo fuera de casa aparecían.

Contracorriente como de costumbre y rompiendo todo tipo de pronósticos llegaría el empate del Espanyol sobre la bocina. Un saque de banda de Cabrera buscando en largo a Darder terminó con un centro del de Artà para un Raúl de Tomás que no falló en boca de gol. El gol fue la última jugada del partido. RDT dejó helados a los andaluces y al Nuevo Mirandilla, como helados se quedan varias veces por partido los periquitos viendo a su equipo.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorDavid López estará disponible para el Cádiz-Espanyol
Artículo siguienteEl Espanyol prepara el duelo ante el Betis

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre