Hoy es un día triste, muy triste para cualquier españolista bien nacido. Ha fallecido en un accidente de tráfico nuestro entrañable Dámaso.

Dámaso Perico como le llamábamos en el viejo Templo laico de Sarriá; Padre Dámaso conforme a su labor espiritual de “animador de almas” como gustaba llamar a su sacerdocio, o Pater como le llamaba yo cuando hablaba con mi amigo con esa mezcla de respeto por su sacerdocio y vieja amistad labrada en los muchos años de amistad y militancia en defensa de nuestros Valores comunes compartidos.

¿Quién no recuerda a Dámaso con su bombo, disfrazado de romano o de torero, animando en el Gol Sur de Sarriá, con esa ingenuidad suya exenta de toda maldad, característica fundamental de su persona?


Su personalidad lo podía todo, ganándose el cariño de la variopinta fauna que habitaba el mítico Gol Sur; jóvenes pijos, skins, heavies, todos aplaudiendo cadenciosamente siguiendo su toque de tambor, animando al Espanyol. Dámaso era una metáfora de esa juventud españolista en el doble sentido de la palabra, como él, que cada domingo se daba cita en el gol del Campo de la Chatarra. Esa juventud que convertía Sarriá animando al son de los repiqueteos del mazo de Dámaso en un fortín inexpugnable muy difícil de batir y que fue una de las gradas jóvenes más potentes y entusiastas de España, por no decir la más. Y cuyos directos herederos, la Grada Canito, se ven actualmente perseguidos y agraviados por unas autoridades con comportamientos dictatoriales y por un Consejo de Administración que dirige el Club en ausencia de mister Chen en el que a una parte importante del mismo les importa una mierda el sentimiento y el alma perico, y si me apuran hasta el propio club, ya que son culés que están ahí para hacer caja.

Espero, quiero y deseo que el Club haga un sentido homenaje este domingo en Cornellá a alguien tan irreductiblemente perico como el padre Dámaso, aunque estoy totalmente seguro del buen hacer y señorío en estos casos de Xavi Salvatella, Jaume Martínez y Alberto Ariza, ellos sí son pericos.

Dámaso es la personificación de un Espanyol, el de siempre, el Eterno, el tradicional y familiar de sagas y familias, de sentimiento y corazón, que poco a poco va desapareciendo arrinconado por estos nuevos tiempos de globalización y por todos estos arribistas con alma de funcionario. ¡Qué coño sabrán los Rousauds y Rogers lo que es el espíritu de Sarriá, el Flores de Mayo, el Sarriá 82, el Un Castillo, los bares de Mitre, la mística que antes, durante y después de los noventa minutos compartíamos miles de personas en la Avenida de Sarriá!

A mi humilde entender Nuestro Señor en su infinita sabiduría se ha llevado a uno de sus mejores siervos (y no es ninguna frase hecha, los que conocíamos a Dámaso sabemos que es verdad) para que sentado en su diestra en el Cielo pueda interceder con su alma sin maldad y su corazón puro por el pueblo perico.

Dámaso ahora que haces guardia sobre los Luceros junto a Dios pídele que cosa todos estos jirones en los que actualmente está desgarrado nuestro club para volver a hacer un RCD Espanyol grande, libre de ataduras, fuerte y perico de verdad.

Cuando me han sacudido hoy con el mazazo de tu Tránsito al Cielo me he acordado de tantas y tantas tardes en blanquiazul compartidas con nuestros camaradas Juanjo, Armando, Nachos, Santi, Gonzalo, César, Dani, Álex, Agus, Rosario, etc, etc bajo el sol barcelonés!

¡Qué gran verdad lo de que Dios se lleva a los mejores, a las Almas Puras! Es incontestable que Nuestro Padre quiera tener a su lado en el Cielo a religiosos de la talla y valía de Dámaso, ejemplo de sacerdocio, de rectitud moral y espiritual, y nos deje en este valle de lágrimas a las ForcadesCaram y demás estulticia con hábito.

Pienso en lo que le costó a mi amigo llegar a ser sacerdote, los sufrimientos y pruebas que Dios le puso en su camino para superándolos poder llegar en plenitud y total comunión a su vocación. Créanme que no he conocido nunca en mi vida alguien con una mayor vocación religiosa y espíritu de servicio a la comunidad como él. Aún recuerdo sus palabras emotivas, mezcla de alegría y miedo, sabedor de sus limitaciones personales, después de celebrar su primera misa en la iglesia de San Gregorio Taumaturgo de Barcelona. O cuando al acabar su ordenación sacerdotal en Tortosa se enfundó en su bufanda blanquiazul. Grande Dámaso, pater Dámaso.

¡Qué contento estaba con la destitución de QSF y con el relevo de Gallego!, hasta me pasó por WhatsApp la entradas de QSF en la Wikipedia escribiéndome que ya lo ponían como “toro pasado”

Mi última conversación con él fue el pasado viernes 4 de mayo cuando le llamé y me dijo que le cogía en Roma y le pedí que rezara por mi familia y por este proyecto irreductiblemente perico como es La Contra Deportiva, cosa que me dijo que haría. Hoy estoy mucho más tranquilo pues se que un Santo intercedió en Roma y velará por nosotros desde el Cielo.

Desde estas páginas transmito mi pésame y el de todos los miembros de LA CONTRA DEPORTIVA a Gadea, Yago, Íñigo, Eulogio, Felipe,  Gonzalo, Miguel, Álvaro y al resto de los 9 hermanos del padre Dámaso.

D.E.P

Miguel Ángel Chiquillo.

Editor de La Contra Deportiva.

Nieto, hijo, hermano, padre y tío de pericos.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

4 COMENTARIOS

  1. Miguel Angel, gracias por escribir lo que hoy sentimos muchos pericos. Recuerdo con cariño el día que vinisteis con Damaso al frente al campo del Segur. Muchos recuerdos.

  2. Gracias Miguel Ángel. Emotivo texto que nos transporta a todas aquellas bonitas tardes de periquismo, muchas alegres pero también las tristes, ya que el filtro de la distancia nos ayuda a valorar aun mas que lo importante era compartir ese sentimiento a nuestro colores y valores con nuestra familia perica.
    Descanse en Paz Padre Dámaso

  3. Un sentido abrazo a toda la extensa familia Ruiz Tintoré… en particular a su hermano Eulogio (Nito)… y gratitud a Miguel Ángel por este recordatorio de bellas y emotivas palabras dichas a corazón abierto, con el alma… y quienes creemos en la trascendencia del ser humano y en la inmortalidad del alma nos unimos a Miguel Ángel y pedimos a Dámaso que no deje de animar, eso es seguro, y que no pare de dar la murga ante las más altas instancias celestes por nuestro Español, siempre acosado por enemigos externos, cuando no internos… buen Dámaso, no te queda aún trabajo por hacer…

  4. Molt bon article. Felicitats.
    Hi ha, però, una relliscada: “y nos deje en este valle de lágrimas a las Forcades, Caram y demás estulticia con hábito”. És una relliscada difícil d’explicar. La Forcades s’ha mullat en el terreny polític (hi té tot el dret), però la Caram…
    En fi, l’església és tan gran que hi cap tothom.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre