El futuro de Pau López parece resuelto y dirección Benito Villamarín. Según publicamos hace meses y según informó hace pocos días ABC Sevilla, el guardameta espanyolista habría llegado a un acuerdo con el próximo rival del Espanyol en Liga: el Betis.

Se especula con que el portero firmaría hasta junio de 2023 con la entidad verdiblanca. El contrato de Pau con la entidad perica termina el 30 de junio y, tras meses de negociaciones, el jugador y su entorno han rechazado las propuestas del club blanquiazul para renovar su vinculación con el Espanyol. Algo que no cambió la actitud de la grada con respecto al canterano, que el pasado domingo tuvo el mismo ánimo y apoyo que el resto de compañeros.


El Espanyol está despegando y el sábado tendrá en el Villamarín, su más que probable destino, una verdadera final para estar hasta el final de temporada con la esperanza e ilusión de poder luchar por la séptima plaza. El partido será complicado para todos, por visitar a un equipo en forma y con Europa en el horizonte, pero más si cabe para Pau López porque deberá frenar las aspiraciones europeas de su futuro equipo.

Veremos como encaja el guardameta la visita al Betis, un encuentro que servirá para determinar si los dos conjuntos están capacitados para dar un salto cualitativo en sus proyectos deportivos.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre