Tal y como publica ‘Marca’, la Secretaria d’Estat per a l’Esport de la Generalitat le está pidiendo a la Federació Catalana de Fútbol la adhesión a una declaración unilateral de independencia. En el caso de que esta acepte la disparatada petición, eso podría llevar a la RFEF y a La Liga a suspender los partidos en los que compitan los equipos catalanes, hasta que se den las garantías reales de que no están incumpliendo la Ley del Deporte. Así el Espanyol y los otros clubes catalanes se podrían quedar sin jugar algunos partidos de liga hasta que se resolviera este conflicto. Por ejemplo el de este mismo viernes.

La cuestión es que si la FCF se declara como ajena a la RFEF, los partidos de los equipos catalanes de la liga estarían fuera de la Ley española y el amparo de Europa. La incertidumbre sería descomunal y más en una temporada con Mundial a la vista, con lo que resultaría tremendamente  difícil posteriormente recuperar partidos en el calendario.

VISITA LA TIENDA CEF DE LA CONTRA DEPORTIVA

ENVÍO A DOMICILIO EN MENOS DE 48 HORAS

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre