Las seis derrotas de manera consecutiva deben servir para hacer reflexionar al máximo mandatario y a los responsables de la parcela deportiva. La buena imagen ofrecida en el Wanda Metropolitano no debe tapar las carencias que hay en la plantilla. La falta de profundidad de banquillo y lo que aportan determinados jugadores con sueldos elevados es un problema de vital importancia.

En el fútbol, cuando algo va mal, lo más fácil, y lo que todo el mundo sabe, es que la vía rápida es la de cesar al entrenador. En este caso, no creo que el cien por cien de la culpa la tenga Rubi, esto viene de mucho más lejos. Mala planificación verano tras verano, invierno tras invierno. Él, como todos, aceptó ser el entrenador perico sabiendo cual era la situación, pero ahora es el momento para que los ‘pesos pesados’ del club le echen un cable.

Rufete y Perarnau deben ponerse manos a la obra. En las decisiones de ambos está el encontrar una solución a este desaguisado que ya dura demasiado. Todo el mundo conoce las limitaciones económicas existentes, pero ese es, al fin y al cabo, su trabajo, moverse con la inteligencia necesaria.


El Espanyol tiene una gran cantera y en los últimos años se han aprovechado varios jugadores gracias al gran trabajo realizado en la Dani Jarque. No siempre saldrán preparados o al gusto del entrenador que esté al frente del primer equipo. Por este motivo, me gustaría saber si desde el departamento de scouting tienen conocimiento de mercados desconocidos para el gran público, donde se pueden encontrar jugadores jóvenes y con proyección. Se me ocurren varios zonas geográficas que son una mina para nuestros rivales en LaLiga (Escandinavia, balcanes, sudamerica…).

Ojalá puedan mandar un mensaje positivo a la afición con un mercado invernal que esté a la altura de lo que se necesita. Quizás será pan para hoy y hambre para mañana, algo que suele pasar bastante en este club. Repito, entiendo el problema de la economía, pero no podemos estar siempre poniendo excusas porque hay equipos con menos presupuesto que año tras año sacan jugadores interesantes y hacen una temporada más que aceptable.

No recuerdo fichajes ‘desconocidos’ que hayan sorprendido en los últimos tiempos. Borja Iglesias no me vale, porque sin ánimo de ofender, a un tío que mete más de 20 goles en Segunda A yo también lo ficho. Obviamente no cuento a Mario Hermoso que vino por cuatro duros y fue una apuesta personal de Jordi Lardín.

¡Felices Fiestas a todos los pericos!

 

 

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre