Miguel Ángel Chiquillo.- En Pericos por el Mundo les traemos hoy la historia de Daniel Morillas Muñoz, un perico trotamundos de 41 años, casado y sin hijos, criado en la localidad de Rubí pero arraigado desde su juventud en el populoso barrio barcelonés de Poblenou. Un auténtico experto en Ingeniería Informática, Senior Software Engineer, que siempre que ha tenido oportunidad ha vinculado su profesión con su gran pasión por el RCD Espanyol.

Ha vivido por su trabajo en Gran Bretaña, Holanda y actualmente vive en la gran capital de la Europa Central, en Berlin trabajando en King, una empresa de desarrollo de videojuegos para móviles. Más conocidos por ser los desarrolladores de Candy Crush.

M.A.Ch.- ¿Qué hace un perico nacido en Rubí como tú viviendo en una ciudad como Berlín?


D-M.- Berlín es una ciudad que siempre me ha gustado desde la primera vez que la visité por el año 2007 en un viaje de trabajo. En el año 2011, mientras vivía en Holanda, volví a visitarla, esta vez por vacaciones, y me volvió a parecer interesante. Así que, cuando hace poco más de un año se me presentó la oportunidad en la empresa para la que trabajo (King), de venir a trabajar al estudio que tenemos en Berlín pensé que sería una buena oportunidad y me decidí a venir.

M.A.Ch.- ¿Echas de menos España, el barrio de Poblenou de Barcelona?

D.M.- En general, si te soy sincero no, no echo de menos España. Se echan de menos cosas como la familia, los amigos, la playa,… pero no tanto el hecho de vivir en España. El barrio de Poblenou de Barcelona sí que lo echo mucho de menos. Para mí es el mejor barrio de Barcelona. Después de vivir en Barcelona durante cerca de 15 años nunca llegué a sentirme Barcelonés, pero sí que me sentía Poblenoví. Si pudiese, me lo llevaría a cualquier lugar donde viviese :-D. Y obviamente, también echo de menos la posibilidad de ir al estadio y poder ver al RCDE 🙂 

M.A.Ch.- Eres un verdadero perico trotamundos, has vivido en Holanda, en Gran Bretaña, ahora en Berlín, ¿cómo es eso?

D.A.- ¿Probablemente un poco de espíritu aventurero? 🙂 Me gusta mucho viajar y conocer lugares y, sobre todo, culturas nuevas. Así que el hecho de haber vivido en diferentes países, y que eso me permita conocer sus alrededores, me ayuda un poco a saciar esa sed.
Supongo que también ayuda que en el año 2000, por temas de trabajo, estuve a punto de marcharme a vivir a Miami (USA). Cuando estaba todo casi listo para viajar, fue cuando sucedió el crash de las punto com y me quedé en tierra. Me quedé con la espinita clavada y durante muchos años estuve pensando que era algo que tenía que intentar de nuevo. Así que en el año 2011 se me presentó de nuevo la oportunidad y mi mujer y yo nos marchamos a Holanda a buscarnos allí la vida.

M.A.Ch.- ¿Con cuál de todos estos países te quedarías a vivir definitivamente, ¿por qué?

D.M.- De entre los tres países, sin lugar a dudas en Holanda. Me gusta su cultura y su mentalidad bastante abierta. Es un país relativamente pequeño, lo que lo hace bastante práctico y el año que estuve viviendo allí (en Haarlem) lo recuerdo con bastante cariño. 

M.A.Ch.- ¿Cuáles son para ti las mayores diferencias culturales y sociales entre estos países y España?

D.M.- Esta es una de las cosas que más me sorprendió de vivir en Holanda. Al principio, pensaba que al no movernos de Europa las diferencias culturales no serían demasiado grandes. Uno se espera diferencias con lugares más lejanos como América, África, Asia,… pero no con países vecinos. Pero al llegar a Holanda me di cuenta de que se produce un choque de culturas bastante interesante. Con UK y, ahora, Alemania también, pero uno ya viene más “preparado”.

Una de las mayores diferencias que noté, probablemente, es la de cómo enfocar las relaciones sociales con los demás. La cultura holandesa y alemana suelen ser culturas muy directas, de ir de cara. No les gustan ir con rodeos y suelen decir las cosas como son. Eso choca mucho con una cultura “bienqueda” como la nuestra. Al principio puedes llegar a preguntarte “¿Cuál es el problema? ¿Son ellos o soy yo?”, hasta que te das cuenta que no hay problema, que simplemente es una cultura diferente. Para nosotros ellos nos parecen un poco bruscos y maleducados, pero es que para ellos los maleducados podemos llegar a ser nosotros al no decir las cosas directamente, sin adornos ni sutilezas. 

M.A.Ch.- Eres ingeniero informático y un enamorado de las nuevas tecnologías, en especial las aplicaciones para móviles, no en vano uniste tus 2 pasiones desarrollando una app sobre nuestro Espanyol, cuéntale a nuestros lectores esta aventura tecnológica en blanquiazul que hiciste.

D.M.- Fue en el año 2010. Recién dejé mi trabajo para emprender nuestra aventura holandesa y decidí ocupar mi tiempo libre con algo. Para aquellas el mercado de las aplicaciones móviles estaba comenzando a despegar y quería aprender esa nueva tecnología. Así que pensé que qué mejor que aprenderlo juntándola con mi otra pasión, el RCDE, desarrollando una app de móvil para Android e iOS sobre el Espanyol. De ese modo también, ya que el club no tenía nada oficial, cubrir esa posible falta. Ahora hay alguna más, pero en aquel momento fue la primera que salió. A finales de diciembre de 2010 publiqué la versión para Android y más tarde la versión para iOS.

A día de hoy siguen estando activas y la gente puede descargárselas. Todo el contenido lo intento llevar lo más actualizado posible: noticias, resultados y plantilla. En un futuro me gustaría poder actualizar la app para implementar nuevas mejoras. La versión para Android se puede descargar aquí
y la de iOS aquí.

Tengo que aprovechar, una vez más, para agradecer a Carlos Belmar (Anticrónica) su ayuda con la aplicación. Ya que realizó por completo el diseño actual de la app. Nunca se lo agradeceré lo suficiente.

M.A.Ch.-¿Qué videojuego representa mejor para ti el espíritu, la esencia del Espanyol?

D.M.- No sé, la verdad es que es complicado pero creo que diría las aventuras gráficas. En general, las aventuras gráficas son juegos relativamente lentos, en los que tienes que tener mucha paciencia e ir sorteando todo tipo de pruebas. Cuando después de muchos días de sufrimiento y sudores para solucionar una prueba la terminas superando, te das cuenta que te espera otra más difícil que la anterior, poniendo a prueba tu paciencia. Creo que así es el Espanyol, siempre de “prueba” en “prueba”, poniendo a prueba la paciencia de los seguidores y con un camino bastante largo que recorrer. Espero que acabemos con el premio final.

M.A.Ch.-Tu pasión sobre nuestro Mágico Espanyol te ha llevado hasta el extremo de hacer un blog sobre tus sentimientos , el blog de Jonatas, ¿verdad?

D.M.- Sí, lo comencé en el año 2009, cuando las redes sociales no tenían el uso tan extensivo que tienen ahora y los blogs era la forma más común que se estaba extendiendo para llegar a la gente.
Aunque no sea un gran escritor, me gusta escribir, así que empecé el blog, donde desde entonces voy escribiendo todo lo que me pasa por la cabeza relacionado con nuestro RCDE. Por una cuestión de tiempo no escribo de forma tan frecuente como me gustaría, así que puedo estar meses sin escribir o escribir varios posts seguidos.

M.A.Ch.- ¿Qué es ser perico, qué representa para ti ser del Español?

D.M.-Principalmente sufrimiento y paciencia. Siempre estamos esperando que algo pase, que se cumplan las promesas, atravesando malos momentos… Lo cual, por una parte es bueno, porque aprendes a valorar otras cosas más allá de los títulos. Pero tiene el peligro que nos enquistemos en una situación de auto-flagelación contínua.

M.A.Ch.- ¿Por qué eres perico? ¿Cómo y cuándo empieza esta pasión por el RCDE?

D.M.- Soy perico gracias a mi padre, que me comenzó a llevar a Sarrià. No sé muy bien cuándo comenzó a llevarme, pero por los flashes que tengo creo que tuvo que ser allá por el año 1986. Creo que mi primer partido fue un Espanyol – Mallorca. Me empezó a llevar de vez en cuando para ver si me gustaba y poco a poco empecé a hacerme perico. Creo que puedo decir que me hice finalmente perico en la UEFA del 88. 

Dani Morillas posa delante de la berlinesa  fernsehturm (torre de la TV).

M.A.Ch.- ¿Te has encontrado con más pericos en todos tus periplos por Europa?

D.M.- Sí que me he encontrado con pericos, especialmente en Holanda. Cuando llegué a Holanda entré en contacto con dos pericos: Bjorn y Patrick. Con el paso del años años conocí tres más: Martin, Kars y Jorg.
Cuando conocí de la existencia de Bjorn y Patrick pensé que si había dos pericos holandeses, ¿porqué no podría haber más? Así que decidí crear el grupo de Facebook Pericoranje con la finalidad de poder encontrar y estar en contacto con más pericos holandeses, poder llevar el Espanyol a Holanda y, si la cosa funcionaba, crear una peña allí. Lo cierto, es que a los pocos meses me marché a Londres y lo dejé bastante abandonado. Al regresar a Barcelona (por un periodo no muy largo de tiempo antes de venirnos a Berlín) y conocer a Jorg, volví a revivirlo junto con su ayuda y tenemos la página de FB y también cuenta de twitterVamos colgando noticias y mensajes, casi siempre en Holandés.
A día de hoy, con Jorg es con el único con el que mantengo una gran amistad.

En Holanda también conocí al que era mi jefe, seguidor del City. Hablábamos mucho de fútbol y llegó a tener bastante empatía por el Espanyol porque, según él, le recordaba mucho al City pre-jeque: la situación en la ciudad, la rivalidad con el otro equipo de la ciudad, la prensa,… Creo que le llegué a inculcar algo de espanyolismo porque seguimos en contacto y sigue la liga española para saber cómo va el Espanyol y, cuando puede, ve los partidos por TV. Todavía recuerdo hace dos años cuando me envió un mensaje diciendo que se había comprado una camiseta del Espanyol!!

En Londres y, ahora, en Berlín no he conocido más pericos, pero si que en Londres tengo la anécdota de haber tenido un compañero de trabajo nigeriano que era un gran fan de Tamudo y siempre me recordaba el día del Tamudazo. Le gustaba hablarme del Espanyol.

M.A.Ch.- ¿Cuáles son tus primeros recuerdos en blanquiazul?

D.M.-Mis primeros recueros como blanquiazul, como he dicho antes, son pequeños flashes que tengo en la cabeza, pero pocos recuerdos consistentes. Creo recordar a Azkargorta en el banquillo. La bandera del Espanyol en la tercera posición del gol de Ronda General Mitre. Estar con un primo mío, que venía casi todas las semanas, de pie en las vallas del gol, donde estábamos la mayoría de niños. Mis recuerdos más claros empiezan con la UEFA del 88.

M.A,Ch.- ¿Qué vivencias, qué anécdotas sobre el Espanyol recuerdas con más cariño? ¿Y las más tristes?

Somos un club que vivimos en una montaña rusa contínua. Un día estamos arriba y al siguiente estamos en caída libre. Así que destacar una se hace difícil 🙂

Con más cariño y alegría creo que destacaré las finales de Mestalla y de la UEFA del 2007. La de Mestalla porque llevábamos muchos años sin grandes alegrías y llegó un poco como sorpresa. Para la gran mayoría de aficionados era la primera final que íbamos a ver y sin esperarla. Ese día estaba trabajando con mis padres en el negocio que tienen en Rubí y, cuando cerramos, nos fuimos directos a Valencia para poder ver la final. Mi padre, mi madre y yo. Recuerdo con mucho cariño el ambiente que se vivió durante todo el camino: áreas de servicio, peajes, los coches que te ibas cruzando,… Luego en los alrededores del estadio de Mestalla. Para mí aquello ya era un sueño cumplido. Ganásemos o perdiésemos la final, sólo por el ambiente que había vivido durante ese día ya había merecido la pena.
Otro buen recuerdo, la UEFA del 2007 porque nos devolvió la ilusión a todos. Tuvimos un gran equipo, que nos hizo creer durante mucho tiempo que habíamos acabado la famosa “travesía por el desierto”. Buenos jugadores, un gran entrenador, jugábamos bien, llegamos a una final… No fui a Glasgow pero viví la final en el Sant Jordi con mis padres. El gol de Jonatas fue una auténtica locura. El Pavellón enloqueció por completo y volvimos a creer que era posible. Aún recuerdo que de la locura que me poseyó le pegué un codazo a mi madre en la cara 😀

Más triste diría la UEFA del 88 y todo lo que desencadenó. Mi padre en aquella UEFA voló a Leverkusen con un grupo de amigos y yo me quedé en casa para ver el partido. Con un 3-0 en Sarrià creo que no pasaba por la cabeza de nadie que la fuésemos a perder. En la media parte y con el 0-0 en el marcador estaba tan confiado que todo lo que no había pasado en 45 minutos, no pasaría en los siguiente 45 que salí al balcón de mi casa a ondear la bandera. Recuerdo perfectamente como mi abuelo salió al balcón a decirme que entrase, que el partido todavía no había acabado y que podrían pasar muchas cosas. Era seguidor del At. de Madrid, sabía de lo que hablaba. Todos sabemos lo que pasó después. Esa noche creo que dormí poco, sólo reviviendo innumerables veces en mi cabeza esa fatídica tanda de penalties. ¿Cuántos de nosotros no lo hicimos? Muy triste ver como poco a poco fueron marchándose los héroes de aquella UEFA: Lauridsen, N’Kono, Pineda, Valverde,… con el colofón final del descenso a segunda división.

M.A.Ch.-¿Qué jugador es o ha sido tu ídolo?

D.M.- La verdad es que nunca he tenido lo que se puede llamar un ídolo. A lo mejor me he sentido más identificado con algunos jugadores o me han gustado algunos más que otros, como podrían ser Lauridsen, Pineda, Pochettino, Tamudo,… Pero no diría que ninguno de ellos ha sido lo que se conoce como mi ídolo. 

M.A.Ch.- Desde la distancia ¿cómo has visto en todos estos años la evolución del club en todos los ámbitos (social, deportivo, económico) y la situación actual del Espanyol?

D.M.- No sé, la verdad es que es difícil. Hemos pasado por una situación muy delicada donde llegamos a estar al borde de la bancarrota y la desaparición, para pasar a una época donde parecía que las cosas mejoraban. Al menos en lo deportivo y lo económico. Creo que la parte social siempre ha sido una asignatura pendiente de este club. Pero volvemos a estar en una situación nada clara. Probablemente no con la gravedad de hace unos años, pero una sensación de estancamiento y poco avance.
Desde las gradas (o en mi caso, desde 1800km de distancia) es muy fácil hablar, pero se tendría que luchar para conseguir que el club crezca en todos los aspectos en un futuro próximo. Es muy triste que no hayamos conseguido crecer en masa social en una ciudad como Barcelona y que no hayamos sido capaces de mantener el efecto “estadio de Cornellà”. Y sí, ya sé que tener al Barcelona no ayuda nada, pero hay que comenzar de dejar de ver las culpas fuera y comenzar a ver qué estamos haciendo mal para no ser capaces de atraer más gente y de crecer. Barcelona como ciudad, área metropolitana y provincia tiene potencial suficiente para tener dos grandes equipos a nivel social y deportivo.

M.A.Ch.- ¿Qué opinas de la llegada de Mister Chen y de su proyecto, o falta de él, a día de hoy?
D.M.Pues creo que lo resumiría en “falta de transparencia”. Cuando llegó Mister Chen parecía que nuestra época oscura se acababa y, de hecho, salvó al Espanyol de la desaparición. Y llegó con declaraciones que indicaban que iba a invertir en el Espanyol, que habría proyecto e íbamos a crecer económicamente. Y esas famosas declaraciones de que “en tres años estaríamos en Champions”.
Esta temporada que va a empezar sería la tercera, la de la Champions y todavía no hay nada claro. No tenemos mejor equipo, no parece que se vaya a hacer una gran inversión, se empieza a rumorear que quiere vender el club y, lo que me parece peor de todo, no parece haber transparencia suficiente para comunicar el por qué esta situación y qué posibles cambios han habido en el proyecto. A mi parecer, el peor problema radica en una nefasta gestión de las expectativas.

M.A,Ch.- ¿Cómo llevas que haya culés en los puestos claves del Espanyol, y su contratación, como ha sucedido recientemente para la campaña publicitaria, marginando a profesionales pericos, que los hay y buenos?

D.M.- Aquí me debato en un conflicto de opiniones.
Por una parte pienso que el trabajo lo tiene que hacer siempre el que esté más cualificado, sin mirar sus filias y manías. Si alguien es un buen profesional, debería ser capaz de hacer bien su trabajo. Creo que esas cosas las vemos temporada tras temporada con entrenadores y jugadores, que cambian de equipo, independientemente de sus afiliaciones. Yo quiero un gran club y un gran equipo, sin mirar quién lo está consiguiendo. Además, tenemos ejemplos de grandes pericos que han hecho pésimas gestiones.
Por otra parte también pienso que cuanto más cercano y ligado emocionalmente esté uno al proyecto en el que trabaja, más motivado y mejor hará su trabajo. Por lo tanto, siempre que haya profesionales pericos que sean capaces de rendir con creces en el puesto correspondiente son los que deberían ocupar estas posiciones claves del club. Pero nunca sólo por el simple hecho de ser pericos.

M.A.Ch.- Como experto en desarrollo de tecnologías digitales cuál es tu opinión sobre cómo maneja esa parcela el Club?

D.M.-Creo que siempre ha sido otro de los puntos mejorables del club. Desde el último rediseño de la web ahora ya es responsive y puede ser consultada desde dispositivos móviles, cosa que antes no pasaba. Pero esto es bastante reciente. Aún así, creo que el mundo de las apps nativas dan mucha más potencia y versatilidad de la que puede dar el ver una web en el móvil.
En el mundo de las redes sociales, también es muy mejorable. Parece que ha mejorado la cosa, pero las redes sociales permiten un canal de comunicación bidireccional y no unidireccional. Creo que falta más interacción entre el club y el seguidor, más allá que usarlas como un sistema para solamente publicar noticias.
Y seguro que aún podríamos entrar en más aspectos que también son muy mejorables.

M.A.Ch.-¿Cómo sigues desde Berlín la actualidad del RCDE?

D.M.- Principalmente a través de las redes sociales. En especial uso FB y TW para estar al tanto de lo que pasa. Gracias a las redes sociales puedo estar bastante al día de lo que se mueve en el club, algo que hace unos años era impensable. Pero aún y así, los km de distancia se notan y cierta desconexión termina sucediendo. Así que ni estoy al tanto contínuamente de lo que pasa ni las sensaciones son las mismas que puede tener la gente que está allí.

M.A.Ch.-Muchas gracias por atender a LCD Dani, y por ser como eres, un fan del Espanyol que estés dónde estés siempre haces gala y proselitismo de tu espanyolismo.

D.M.- Muchas gracias a vosotros por dar un poco de visibilidad a los pericos que no estamos allí y Força Espanyol !!

 

Dani Morillas posa delante de la torre de TV y del edificio del Bode Museum.

 

1 COMENTARIO

  1. Grande Dani! Gran perico y mejor colega de trabajo 🙂 Ser del Espanyol no es facil y Dani es el mejor embajador que el Espanyol puede tener por estas tierras!

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre