El noticiero TV habla a diario de la pertinaz sequía, pero no se refiere al calamitoso balance goleador de nuestra delantera, sino al menguado índice pluviométrico que afecta a todo el país y tiene escuchimizadas las cuencas hidrográficas. En algunas localidades han sacado al santo en rogativa para ver si las más altas instancias celestes se apiadan del campo sediento y cae un aguacero de aquí te espero… ¿Tendremos que hacer lo mismo… emular algún tipo de ritual propiciatorio presidido por una talla policroma de Tamudo y rodear el estadio a paso parsimonioso y solemne impetrando ayuda divina para que nuestros chicos vean puerta de una p*** vez?…

Curiosamente contamos en plantilla con un buen ramillete de atacantes cuya calidad está fuera de duda: Gerard Moreno, Leo Baptistao, Piatti y Sergio García… e incluso tenemos en el banquillo jugadores que algo saben (se supone, como el valor en la mili) de eso de marcar goles… sean Hernán Pérez o Álvaro Vázquez (3 millones de euros). Y es que tras la jornada 17 llevamos la friolera de… ¡¡¡14 goles!!!… es decir, a una media, ahí es nada, de 0’82 goles/ partido. Cierto que tampoco encajamos muchos, pero basta con recibir uno sólo para perder y decirle adiós a los puntos. Adviértase que, aunque improbable, es posible que un equipo encaje cero goles en toda una campaña, esto es, 38 empates a 0 y, con todo, descienda de categoría (38 puntos), pues el umbral de la salvación, dicen, se sitúa por encima de los 40.

Cuál sea la solución, lo ignoro… ¿Acoplar una mira telescópica a las botas de nuestros delanteros no-goleadores?… Noches atrás tuve una pesadilla espantosa… de una densa bruma surgía Fuentes con el balón controlado… subía por la banda a galope tendido. Sus espinilleras parecían las grebas relucientes de un soldado mirmidón a las órdenes de Aquiles. Ningún oponente acudía a barrarle el paso. La portería rival era enorme, como el arco iris, y en el área chica se concentraban los mejores killers de todos los tiempos, nueves natos, de esos que no especulan con el balón, que lo tocan una vez y es para rematar entre los tres palos… y todos lucían la elástica blanquiazul… el Matador Mario Alberto Kempes, Hugo Sánchez, Torpedo Müller, Iván Zamorano, el gigante cabeceador Horst Hrubesch, Hansi Krankl en su etapa del Rapid de Viena, Raul Tamudo y Urzáiz, el del trote cochinero. Por si fallaban, andaban al quite Santillana, Marañón y Quini, el gran ariete del Sporting de Gijón. Pero aún había una tercera línea integrada por esos centrodelanteros algo patosos pero que podían hacer gol de rebote, lo mismo de remate tobillero que dándole sin querer con el trasero o la pilila: Rubén Cano, Roberto Martínez y Steve Archibald, el turpísimo ariete escocés que echó los dientes en el Aberdeen y que recaló, increíble pero cierto, en nuestras filas… o el mismísimo Stuani que ahora se hincha a meter goles, quién lo diría, en el Girona (de la ciudad de Gerona).


El arquero rival tropieza y se da de bruces en el césped… sus defensas, sorprendidos por el fulgurante contraataque, quedan rezagados en el medio campo… es imposible fallar…basta con que la pelota llegue al área… todos esperan su centro… pero Fuentes modifica su ritmo de carrera, le da un síncope, una bizarra ventolera y comienza a caminar como Chiquito de la Calzada, se trastabilla, pierde pie y manda una pedrada demencial que va directa al graderío… y el pelotazo golpea al chico de la Juvenil que aporrea el bombo sin ton ni son y lo deja grogui… ¡¡¡Dios mío… hemos fallado otra vez y a portería vacía!!!… ¡No hay forma humana de hacer gol!… ¡La maldición nos perseguirá hasta el fin de los tiempos!… Me despierto empapado en sudor, con una taquicardia severa y más blanco que una foto sin revelar… y, claro es, con el marcador a cero.

Actualización de datos.- ¡Ha llovido y ha nevado de lo lindo! Tras la victoria a domicilio el lunes sobre el Málaga (¡Aleluya!), 0 a 1, nuestra estadística goleadora experimenta una sensible mejora, pasando de una media de 0’82 goles/partido (14 en 17 jornadas) a… ¡¡¡0’83!!! (15 en 18)… oé, oé, oé, oé…

Javier Toledano Ventosa

Perico de Los Palotes

Peñista en Doctor Gert

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre