El Espanyol 2018-2019 se puso en marcha la tarde del lunes en la que fue la primera sesión de trabajo de la pretemporada en el césped de la Ciudad Deportiva Dani Jarque. Con la única ausencia de Óscar Duarte, de vacaciones aún durante unos días más después de su paso por el Mundial de Rusia, y de Borja Iglesias a la espera de sus pruebas médicas y presentación.

Los jugadores blanquiazules se han puesto a las órdenes del nuevo cuerpo técnico capitaneado por Rubi. Una sesión con un circuito físico con balón, unos rondos y unas posesiones largas para subir paulatinamente el ritmo de trabajo.

Para esta mañana está prevista la segunda ronda de pruebas médicas y físicas, que por la Corachan. Los jugdores deberán superar un control médico además de pruebas analíticas, de optometría, ecografía cardíaca y prueba de esfuerzo. Ambos elementos se utilizan para analizar el perfil de cada jugador y permite obtener un estudio físico y funcional individualizado de cada futbolista. Esos datos se utilizan, también, para estudiar y elaborar los distintos protocolos que se usarán a nivel condicional y preventivo.


Los entrenamientos seguirán en la Ciudad Deportiva Dani Jarque, a las 19.00 horas y de nuevo a puerta abierta.

 

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre