La primera temporada completa de Mr. Chen como máximo propietario del RCD Espanyol ha cumplido las expectativas previstas, tanto del club como de los aficionados. La configuración de una plantilla competitiva a la altura de los 10 primeros clasificados de la Primera División de la Liga Santander ha sido toda una realidad, consiguiendo la octava plaza. Estas son algunas de las claves del desarrollo de la temporada 2016/2017.

Quique Sánchez Flores

Por primera vez en muchos años, un entrenador rechazaba una oferta de Champions para dirigir al Espanyol. Quique Sánchez Flores apostaba por el conjunto blanquiazul haciendo oídos sordos a la oferta del Sevilla en los inicios del verano de 2016 antes que el equipo nervionense se lanzara a por Sampaoli. Su compromiso con la entidad empezó a vislumbrarse desde el primer momento. Poco a poco compuso su once ideal y su estilo: los resultados tardaron en llegar tras varias derrotas ajustadas y empates inexplicables (el 2-2 en Cornellá ante el Málaga fue un claro ejemplo), pero el equipo se iba asentando a cada partido. El empate a 3 contra el Eibar, tras remontar un 0-3, supuso el punto de inflexión. La defensa sólida como primera piedra (Diego López batió el récord de imbatibilidad con 586 minutos sin encajar un gol) ha ido evolucionando progresivamente hacia un juego más ofensivo durante la temporada, pero sobre todo el equipo ha destacado por su enorme competitividad. Es el gran mérito de Quique junto a su apuesta por la cantera.

Fichajes contrastados

La aportación de los fichajes ha subido exponencialmente la calidad y la competitividad del conjunto blanquiazul. Piatti, Diego López, Diego Reyes, Leo Baptistao,… el club ha adquirido a jugadores inalcanzables para la entidad hace apenas dos años. A pesar de la condición de cedido de alguno de ellos, todos eran conocedores de la proyección de este equipo. La compra de los derechos de Diego López y de Piatti ilusionan y cambian la tendencia: el Espanyol ya no es un club vendedor. O, por lo menos, ya no vende por necesidad económica.

La aparición en el primer equipo de Aaron Martín, Marc Roca, Óscar Melendo y Marc Navarro garantiza la esencia del club con el trabajo de la cantera. La afición lo agradece, y más viendo como jugadores que se marcharon como David López han vuelto a casa, siendo la imagen del futuro de esta plantilla.

Futuro prometedor

El segundo año de Chen, Quique y la actual plantilla debe ser el de la confirmación. Tras luchar por Europa durante todo el segundo tramo de la Liga, el objetivo de la próxima temporada es estar en posiciones europeas. A pesar de la durísima competencia, el club ya ha dado los primeros pasos para afrontar con garantías el objetivo. La renovación de Jordi Lardín y el retorno de Óscar Perarnau a la dirección deportiva son las primeras grandes noticias para el aficionado perico. El más que probable regreso de Sergio García y nombres como Mariano, actual delantero centro del Real Madrid, son los atractivos de un mercado de verano muy suculento para el Espanyol. La licencia para soñar está más justificada que nunca.

Brian Calvo

Periodista, colaborador de La Contra Deportiva

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre