La victoria en Mallorca tiene mucho valor para los intereses espanyolistas. Más allá de sumar tres puntos ante uno de los grandes rivales por el ascenso, supone una gran dosis de moral para afrontar el tramo final de la temporada tras unas últimas semanas con dudas y malos resultados.

Si alguien sale reforzado del último mes de competición en el Espanyol, ese es Javi Puado. El atacante y canterano perico ha tomado las riendas del equipo y está tirando del carro con goles, asistencias y mucho trabajo. Sin ir más lejos, en Mallorca hizo el 0-1 y en Lugo dio la asistencia a Raúl de Tomás para sumar un punto.

Otro futbolista que genera ilusión es Dimata. Tan sólo ha disputado dos partidos y ambos saliendo desde el banquillo, pero ya ha marcado un gol trascendental, el de la victoria frente al Mallorca. Todavía se le ve falto de ritmo, pero ya es la gran alternativa de Vicente Moreno para cambiar los encuentros.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre