Estos días la verdad, uno no sabe qué escribir, ni qué decir ante la grave situación mundial de salud que estamos padeciendo, aquí en Singapur no estamos confinados en casa aún, pero sí que mucha gente ha hecho confinamiento voluntario. Yo también estoy realizando parcialmente un confinamiento voluntario, ya que hasta el jueves no cumpliré los quince días desde mi vuelta de España.

Cuando me refiero que hago un confinamiento parcialmente es porque no estoy obligado aún a hacerlo pero pensando en los demás casi no salgo de casa, y si salgo me pongo la mascarilla, aquí en Singapur la gente usa la mascarilla para no propagar más que para no contagiarse, la mayoría de las personas siguen los consejos de higiene personal, aquí no han olvidado la terrible gripe aviar del 2003 que por desgracia les dejó un balance de treinta y tres fallecidos, y como decía las personas están muy concienciadas en llevar una rutina higiénica.

Hubo momentos de histeria colectiva, cuando el gobierno decretó la alerta naranja, también quedaron los supermercados vacíos de papel higiénico y de noodles instantáneos, eso fue a finales de enero, la semana pasada hubo otra avalancha a menor escala que la primera, pues el gobierno de Malasia decretaba también restricciones de movilidad a su población. Hubo una impactante foto de uno de los puentes que une a Singapur con la península de Malacca, largas colas de los habitantes de Johor Bahru para abastecerse en los supermercados de Singapur.

Pero por lo general la gente está bastante tranquila, cierto es que todas las medidas que ha ido tomando el gobierno de Singapur ayudan a estar tranquilos, ya sabemos que los escáneres de temperatura no combaten al virus, pero sí detectan en el aeropuerto las personas que llegan con fiebre, si que es cierto que en los grandes edificios de oficinas donde toman la temperatura de las personas antes de entrar no curan el virus, pero ayudan a detectar rápido a quien pudiera tener fiebre. Ahora a parte de tomarte la temperatura se tiene que llenar un formulario con tu nombre y numero de teléfono, por si donde uno ha estado surgiese un infectado las autoridades te llaman y te piden que te confines en casa. Ahora han sacado una aplicación por móvil, y ya te avisan más rápido, esta aplicación a través del bluetooth transfiere los datos al Ministerio de Sanidad.

Singapur también ha puesto restricciones a la entrada de turistas y visitantes de corta estancia, y para los visitantes de larga estancia, residentes permanentes y ciudadanos ahora han de presentar un certificado médico para entrar al país, aquel que mienta sobre su salud puede tener graves consecuencias penales, por mentir sobre enfermedades infecciosas, más de un residente ha visto como le retiraban el permiso de residencia por no respetar las leyes, uno de los primeros fue un ciudadano chino que cuando estaba prohibido viajar a China, se permitió el lujo de ir a China, así que perdió la residencia permanente. No olvidemos que Singapur es una isla y es fácil propagar enfermedades infecciosas y más esta del Covid-19, Singapur tiene el problema de que la mayoría de sus casos, son casos importados, personas que vuelven del extranjero, y vuelven infectados, estudiantes de otros países, o gente como yo que está casado con una ciudadana de Singapur y estuve del 28 de febrero hasta el 11 de marzo en España y Andorra, mi motivo del viaje fue el 90 aniversario de mi madre, que aunque ya veía yo que no era muy recomendable viajar, ¿cómo le dice uno a su anciana madre que no va su cumpleaños? Por suerte aún no he tenido ningún síntoma, otras personas seguramente fueron por negocios, etc.

Sí todo muy triste, donde antes había bullicio hoy en día apenas se ve un puñado de personas, ayer por ejemplo no vi ni un turista por Chinatown, además ahora el gobierno ha decretado que en los restaurantes se mantengan unas distancias de seguridad, reduciendo su aforo, también ahora en los supermercados tienes marcadas unas líneas donde respetar la distancia de la cola para pasar por caja, y la gente en general lo respeta, no olvidemos que en las sociedades japonesas y chinas prima la colectividad frente a la individualidad europea.

Como decía, pues esperando al final del día leer las noticias de Singapur y qué nuevas medidas decreta el gobierno, aquí desde el primer día, siempre han dado los datos de la gente infectada, y de dónde venía o donde estuvo, una transparencia enorme, ayer por desgracia se registraron los dos primeros fallecidos, una ciudadana singaporense de 75 años y un ciudadano de Indonesia, también de avanzada edad, que ya llegó enfermo y había estado hospitalizado por neumonía en Yakarta, y desde el 23 de enero que un ciudadano chino procedente de Wuhan fue el primer positivo en Singapur hasta la actualidad se han comtabilizado 385 casos, así que no piensen ir a sitios cálidos, ya que este virus resiste en el verano eterno de Singapur, y para que ganemos este partido contra el Covid-19 lo mejor es que nos quedemos todos, así ayudamos mucho a todos aquellos que no pueden quedarse en casa porque nuestros ancianos y personas con patologías respiratorias necesitan de sus cuidados. Ánimos y saldemos ganadores de este partido.

Félix Bonet Nieto

Exportador

Perico en Singapur


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre