El inicio titubeante de temporada del Espanyol está comprometiendo los objetivos fijados en verano. De aspirar a competiciones europeas o, como mínimo, seguir la dinámica de la temporada pasada acabando entre los 10 primeros clasificados se ha pasado a la negatividad y la falta de ilusión en el entorno perico. Los números como local son razonablemente buenos, pero el escaso bagaje de puntos cosechados a domicilio está lastrando al equipo. También está afectando a Quique Sánchez Flores, ya que tras 14 jornadas disputadas ha firmado el segundo peor inicio de temporada en su carrera.

Los blanquiazules suman 16 puntos de 42 posibles, lo que significa el segundo peor registro para Quique desde que inició su andadura como entrenador profesional. Solo la temporada 2004-05, en la que dirigía al Getafe, cosechó peores números. Después de las primeras 14 jornadas de aquella campaña, el conjunto azulón sumaba 14 puntos, siendo la peor cifra de puntos cosechados hasta el momento por un equipo dirigido por Quique en tales jornadas.

El tercer peor número de puntos conseguidos en esta particular clasificación lo comparten el Espanyol de la temporada pasada y el Watford de la 2015-2016. En ambas temporadas los equipos de Quique sumaban 19 puntos a estas alturas, puntuación que se hubiera igualado este año si se hubiera vencido al Eibar.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre