Es recomendable escuchar la trepidante entrevista al Director General Corporativo, Roger Guasch, del 13 de mayo en Cope, en las 25 horas de Tiempo de Espanyol. Te deja patidifuso cuando oyes que le llama demagogo a Javier de Haro el día en que celebraba 25 años de españolismo diario, pero entiendes rápidamente que vienen curvas.

Lo más relevante, es cuando D. Roger realiza su llamamiento al sacrificio del socio para salvar al Club asumiendo una subida de los abonos.

Los que ya no están dinamitaron a las primeras de cambio el tope salarial. Pecaron de nuevos ricos. A ellos les costó el puesto y otros sudarán para superar esa barrera. Pero ¿cómo se aumenta el dichoso límite salarial? Pues básicamente con uno o más de estos parámetros:


-Vendiendo jugadores

-Incrementando los ingresos de la TV

-Consiguiendo ingresos por comercialización y publicidad

-Aumentando la venta de entradas, el número de socios. O aumentando las tarifas.

-Aportaciones de accionistas.

Detengámonos en este último punto. La Liga Nacional de Fútbol Profesional en sus normas de elaboración de presupuestos de clubes, en su Capítulo Cuarto, estipula textualmente:

– “El Límite de Coste de Plantilla Deportiva asignado a un Club/SAD podrá ser incrementado en la Temporada T cuando se realicen a su favor Aportaciones por parte de Accionistas o Partes Vinculadas o por terceros (“Aportantes”)”

– “Aportaciones dinerarias realizadas en concepto de desembolso del valor nominal de nuevas acciones emitidas por la SAD y suscritas por el Aportante o para la elevación del valor nominal de las ya existentes en circulación en un aumento de su capital social, incluyendo las sumas aportadas en concepto de prima de emisión, que en su caso se acuerde”

-“Las operaciones descritas para que tengan el carácter de Aportación de Capital a los efectos de este Capítulo deberán en todo caso suponer un incremento del Patrimonio Neto del Club/SAD y quedar así registradas en su contabilidad”.

Desde La Contra Deportiva, le pedimos al Director General que utilice su Excel, el Word y el Power Point para pedirle un gesto al Presidente. Mr. Chen no puede invertir más dinero porque su gobierno se lo prohíbe pero sí puede hacer un movimiento contable. Simplemente que restructure lo invertido. Que traspase 30 millones -aportación máxima que permite La Liga- del préstamo que le hizo al Club de 65 millones a una ampliación del capital social.

Con ello, conseguiríamos cubrir las necesidades que nos trasladó Roger Guasch en la entrevista:

-Podríamos invertir el millón que necesita la Ciudad Deportiva.

-Podríamos reforzar al femenino.

-Podríamos comprar los nuevos focos de luz y cambiar el césped que necesita el estadio.

-Podríamos invertir en la transformación digital y conseguir nuevos recursos.

Y además podríamos retener a Gerard y suprimir de las auditorías el párrafo que advierte que el Club está en causa de disolución. En definitiva, podríamos volver a empezar siempre que “no estirem més el braç que la màniga”.

D. Roger pidió tiempo, realismo y sacrificio al socio. Pero lo mismo le debe pedir al accionista. No vaya a resultar que el socio pague los platos rotos de la mala gestión y el accionista que ha invertido 140 millones -de los cuales 65 millones en un préstamo más intereses que quiere cobrar en 4 años- se acabe quedando con un Club por 77 millones con unos activos de más de 200 millones. Es legítimo hacer buenos negocios pero no lo es tomarnos por idiotas.

Con un gesto como éste, bien explicado, el socio aceptaría de buen grado la actualización de las cuotas del carnet. Querido Director General, será un excelente profesional pero deberá ganarse el corazón de la grada y, por eso, le pediría que en los próximos días:

1) Piense que este es un Club familiar y cuando habla de una subida de sólo 10 euros al mes implica para muchos multiplicar por 4 o 5 carnets.

2) Arregle -por lo civil o lo criminal- el asunto de la Grada Canito.

Tomás Guasch i Llovensà

Soci 4.847 i accionista.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre