Hace unos días leía en Twitter unas frases que me hicieron sonreír, pero que eran la pura realidad del perico al uso: “nos peleamos, estamos permanentemente en desacuerdo, criticamos a todos los estamentos pericos…pero ay del que ose ofender a uno de los nuestros, TODOS saldremos corriendo en su defensa”

El ADN perico implica permanentemente vivir en el desasosiego de estar convencido de que alguien o algo va mal en el club. Tras una buena temporada, nuestro míster decide hacer las maletas e irse a un club de mayor masa social (en la actualidad) y en el que se le triplica el sueldo y, como no, vía libre para empezar con las rajadas hacia él.

Probablemente, no lo niego, Rubi tuvo más culpa en las formas que en el fondo. En su situación el 95% de nosotros hubiésemos hecho lo mismo. El problema es que lo lógico hubiese sido escucharle en rueda de prensa agradecer el año fantástico que ha pasado en Barcelona (voto de confianza a media liga incluido) y afirmar que siempre llevaría en el corazón a la afición perica. ¿Hubiese sido suficiente? Ya les digo yo que no. Aquí el caso es rajar, pero en fin, así somos los pericos.


Más allá de los hechos concretos, reflexionemos. Rubi ha dicho, entre líneas, que no veía claro el proyecto de este año. Si bien es verdad que la ampliación de capital prometiendo no vender e invertir cuánto se pueda, ha llegado a posteriori de la espantada del mister. Centrémonos pues en apoyar al nuevo entrenador (Gallego perico), y sobre todo en ir aumentando nuestra masa social de facto en Corne-Prat.

Y es que volviendo a nuestras esencias, diez temporadas de sequía desde que estrenamos estadio han provocado multitud de rabietas pericas acabadas en “pues ya no renuevo”, “no vuelvo al campo hasta que no jueguen un poco bonito”, “la subida de abonos no la perdono, Guasch culé”…y mil exabruptos más.

Tenemos una temporada por delante ilusionante, una cantera que enorgullece, un femenino en alza, un míster más perico que cualquiera y una masa social que debe ir a más en las próximas temporadas.

Ricardo Casas

Presidente de @farmapericos

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre