La escabechina de socios que perpetró Roger Guasch a su llegada al Espanyol a causa de su desastrosa política de subida de precios en los abonos, ha seguido en las oficinas del club. Y es que el ejecutivo quiere a su lado gente de su cuerda o cuando menos que no le lleven nunca la contraria y sobre todo que jamás se olviden de que en las entrevistas han de explicar lo esplendido y visionario que es su jefe.

 


El último en caer ha sido Carlos Ferrer Spá después de casi 18 años trabajando en la entidad. Actualmente era el director de E-Commerce, Licencias y Merchandising. Fue director del departamento de Ticketing desde el 2003 hasta el 2009 y dirigió la web oficial del club en sus inicios.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre