Chen Yansheng, viajará a Barcelona como cada año, para presidir la Junta General Ordinaria y Extraordinaria de Accionistas del Espanyol, que se celebrará el 10 de diciembre a las doce del mediodía en el Auditori de Cornellà. Y otra vez más, desde la llegada de Roger Guasch al Espanyol se encontrará con un auditorio vacío y desangelado, tal vez es lo que pretende el todavía director corporativo del Espanyol, al que cada vez más voces sitúan fuera de la entidad blanquiazul.

Ya hizo la misma mala jugada al pequeño accionista el año pasado cuando la afición blanquiazul pedía incesantemente su cabeza por la brutal subida de precios en los abonos y la consecuente perdida de ingresos y socios que sufrió el club por culpa de su nefasta gestión. A las 12 de la mañana la mayoría de las personas de este país trabajan, excepto los CDR y los jubilados, casi todo el mundo.

Y aunque es sabido que ni Roger Guasch ni su equipo más cercano no tienen ni idea de fútbol, es obvio para cualquiera con dos dedos de frente que una junta de una entidad deportiva no es como la de una empresa del IBEX (que es donde realmente le gustaría trabajar al actual gestor del RCD Espanyol SAD de ahí que vayan pasando tantos ejecutivos invitados por la zona noble del templo perico).


La JGA siempre ha sido un lugar para que el pequeño accionista exprese su sentir, su malestar o su alegría. Ahora ya ni siquiera parece que tenga derecho a eso. Roger Guasch, Rousaud y parece ser que Chen también, lo que quieren realmente son clientes sumisos que paguen y callen. Mientras tanto el club se desangra social y deportivamente y ni el derecho al pataleo han dejado ya al socio.

Esperemos que al menos los jubilados y los pocos que se lo puedan coordinar acudan y den la talla como de costumbre. ¡Te echamos de menos Quimet!

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre