El último partido ante el Villarreal fue la confirmación del crecimiento de Rosales en el Espanyol. Tras un inicio de temporada en el que el lateral venezolano estuvo a la sombra de Javi López, una lesión del capitán perico le abrió las puertas de la titularidad y desde entonces es uno de los jugadores con más minutos en el conjunto perico.

El último partido que disputó Javi López fue contra el Barça en el derbi de la jornada 15, es decir, el 8 de diciembre en el RCDE Stadium. Desde entonces, el canterano ha desaparecido del equipo: primero se perdió los encuentros frente a Betis y Atlético de Madrid con los que el Espanyol cerró el 2018. Posteriormente, Leganés y Villarreal. Los primeros duelos fueron por la lesión que arrastraba: una sobrecarga en el muslo izquierdo. Ahora, simplemente es por decisión técnica.

Rosales ha ido aumentando progresivamente su rendimiento y el pasado miércoles ante el Villarreal completó su mejor partido como jugador blanquiazul. Hasta en tres ocasiones rozó el gol, dio la asistencia a Álex López en el 0-2 y estuvo soberbio tanto en ataque como en defensa.


En estos momentos parece que Rubi se decanta por el futbolista venezolano para ocupar el carril diestro. Javi López tendrá que trabajar duro para recuperar la condición de titular que tenía al comienzo de la presente campaña. Además, su renovación también está en juego: el contrato del capitán termina el 30 de junio con un año más opcional y su vinculación con el Espanyol se prolongará automáticamente si disputa un mínimo de 20 partidos y 45 minutos en cada uno. Actualmente suma 14 en LaLiga.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre