El canterano perico Rubén Duarte, tiene todos los números para terminar en el Alavés la próxima temporada. Su escasa participación en el presente curso, sólo ha jugado dos partidos de liga en las tres primeras jornadas y los dos de Copa, hace que esté en una situación muy delicada, dado que tiene contrato hasta 2019.

Por este motivo el Espanyol quiere que sea traspasado e incluyendo alguna cláusula con un porcentaje a recibir en caso de una futura venta del andaluz. El jugador quiere moverse porque cree que debe tener mayor protagonismo y sumar minutos para madurar futbolísticamente y llegar al nivel que parecía que podía terminar dando en el club perico. El Alavés necesita un lateral zurdo de garantias, teniendo en cuenta que Theo vuelve tras la cesión al Atlético de Madrid.

La operación está parada porque al club vasco también le interesa el lateral del Eibar, Antonio Luna. Si Luna recala en Mendizorroza, la opción de Rubén Duarte perdería peso, pero el Sevilla está por medio y quiere recuperar al canterano que termina contrato con el Eibar.


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre