En su tierra natal, en Vilassar de Mar el míster perico Rubi fue premiado durante la ‘cigronada’ y habló sobre los primeros meses al cargo del equipo y las posibilidades que ve durante LaLiga.

Premio ‘Garbanzo de Plata’

“He nacido en Vilassar de Mar y, por tanto, es un orgullo haber recibido este premio. Como todos los que estamos arraigados en un pueblo, esto hace una especial ilusión. Ahora entreno al Espanyol, hay mucha gente del pueblo que está muy contenta por mí y quiero disfrutar con ellos de este día”.


Valoración de las primeras jornadas

“La sorpresa positiva debía haber sido el tener 7 puntos pero no los tenemos. El resto es lo esperado. Los dos primeros son los dos primeros y eso demuestra la gran diferencia que hay. Y 14 o 15 equipos los muy igualados”.

Parón

“Cuando se pierde un partido y crees que podías haber hecho más ganar, todo el mundo tiene ganas de competir rápido para sacarnos la espina clavada. Hemos aprovechado estos días para entrenar muchas cosas. Pero he notado que de haber jugado, habríamos volado porque queríamos sacarnos la derrota de Vitoria”.

Discurso sobre valentía y ambición en el vestuario

“Lo tienen asumido pero tengo ganas de que nos lo demostremos entre todos. Es cierto que lo ves pero hay momentos que hay como una pequeña duda de si hay que seguir yendo hacia adelante. Y hay que tirar adelante. Veo que la plantilla cree en lo que está haciendo y en dar alegrías a la afición”.

Importancia del trabajo psicológico

“La acogida ha sido muy buena porque el jugador quiere lo que se le está intentado ofrecer y le motiva. Otra cosa es que de un día a otro no es tan fácil. Nosotros vamos a ser exigentes y recordarles que esto debe ser cada día”.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre