Después de un año en el cargo y de tres ventanas de mercado intensas, Rufete se siente satisfecho del trabajo realizado y no oculta que “tengo mucha ilusión por seguir avanzando” y haciendo “crecer” al club. Reconoce que “tenemos un buen punto de partida” y que será “duro consolidarlo”, pero insiste en la idea de que “hemos de estar todos juntos. Lo he vivido como jugador y lo estoy viendo este año. Juntos somos muy fuertes. Es un orgullo defender este club. Espero disfrutar de los buenos momentos y, en los malos, que estemos juntos. Llegar a este punto de partida no ha sido fácil pero ahora hemos de consolidarlo para seguir hacia delante”.

Explica, una vez acabado el mercado de verano, que “hemos ido diseñando la plantilla sabiendo que el primer objetivo era entrar en la fase de grupos de la Europa League. Hemos ido trayendo los jugadores que iba necesitando la plantilla. A partir de ahí, como final de mercado, hemos dejado una plantilla versátil en la que el entrenador tenga la posibilidad de trabajar con jugadores que puedan actuar en diferentes posiciones y de diferentes maneras”.


Su receta de trabajo se basa, desde el primer día que llegó, en tres pilares: “contar mucho con el fútbol base, fomentar el jugador joven que pueda crecer en el club, y gente con experiencia. A partir de ahí, se ve que tenemos un equipo con mucha gente de casa, algo que tiene que ser la pieza angular del proyecto, pero también se ha de contar con las otras dos partes que le han de dar esa tranquilidad y poso que necesitamos para poder competir bien”.

Apunta que su idea, desde el inicio, era “conseguir una plantilla versátil y competitiva en la que hubiera jugadores que pudieran competir en posiciones diferentes”, pero también “confeccionar un modelo de dirección deportiva que pueda ser ágil y competitivo en el mercado a lo largo de todo el año. Creemos que los jugadores que hemos firmado nos pueden aportar mucho, pero realmente las oportunidades están antes del mercado. Queremos ser competitivos ahí y es importante que el club haya podido alcanzar esa gestión”.

Insiste, igualmente, que “he vivido personalmente y por eso lo aplico a la dirección deportiva que los jugadores de la casa han de tener la ilusión de que quieren seguir con nosotros. Y los que no tienen esos minutos aquí, han de tener la opción de conseguirlos fuera. Hemos de empezar a generar ese modelo de club de tener no solo una cantera en casa, sino una pequeña cantera de jugadores que nos vuelvan a casa”.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre