Ver a Diego Reyes con la camiseta del Espanyol la temporada que viene no será tarea fácil para el club. Pese a que la dirección deportiva y el técnico quieren la continuidad del mexicano, la dureza del Porto en las negociaciones hace que sea más difícil de lo deseado. El equipo portugués no quiere rebajar la opción de compra de 7 millones y el Espanyol deberá desembolsar dicha cantidad o corre con mucho peligro de quedarse sin el central.

Además, según el diario ‘A Bola’ el representante del jugador, Matías Bunge dijo que el Porto tiene varias ofertas interesantes y que esperaran poco antes de tomar una decisión. Aseguró que el futuro del jugador no se decidiría hasta terminar la Copa Confederaciones, dado que esperan una gran actuación que ayude a tener todavía más pretendientes para el jugador, a pesar de la comodidad que siente Diego Reyes en el Espanyol.

De todos modos, el club blanquiazul dispone de la oportunidad de hacer efectiva la opción de compra de 7 millones hasta el 30 de junio para tener en propiedad al azteca. Sería una operación interesante. Conoce la dinámica del equipo y es un central con una gran proyección de futuro.