El Juvenil A del RCD Espanyol ha perdido la Liga en la última jornada. Al cuadro blanquiazul le costó dominar. El Nàstic, en su contexto, tenía el balón, aunque lejos de la portería rival. Aún así, los primeros en avisar fueron los pericos con un chut de falta de Antoniu Roca.

Tras eso, en el 19, Iker Piedra tuvo que emplearse a fondo para evitar el gol local. Poco después, en el 25, la réplica del Espanyol, pero con el mismo resultado. En el tramo final de la primera parte, el Espanyol pudo marcar hasta en tres ocasiones gracias, en parte, a los errores forzados en la salida de balón del Nàstic. Antoniu, Ferran y Álvaro pudieron hacer el primero.

En la segunda parte el Nàstic se encontró con un penalti e hizo el 1 a 0. Con más corazón que cabeza el Espanyol se volcó en ataque para lograr la remontada. Ocasiones las hubo, pero con el rival interrumpiendo constantemente el juego por problemas físicos se hizo muy difícil tener continuidad en el juego.

El gol de Erik en el minuto 80 puso emoción en el tramo final. Hubo ocasiones para remontar, pero entre una cosa y la otra fue imposible. En la última jugada se reclamó un penalti por manos, pero el árbitro no quiso meterse en líos y pitó el final. Se pudo ganar, pero no se consiguió ante un rival que hizo lo posible para sumar ese puntito. El Juvenil A se queda sin Liga tras haberla liderado durante la mayor parte de la temporada.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorEl Juvenil A se juega la liga en Tarragona
Artículo siguienteA la espera de conocer el límite salarial para activar el mercado

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre