La fotografía en cuestión recoge un disfraz de panda en el vestuario del Betis. Una clara alusión a Borja Iglesias y que ha supuesto un aluvión de comentarios acerca del fichaje del gallego por el conjunto verdiblanco. La postura del Espanyol es la misma que siempre, la cláusula, aunque parece que estas pueden ser las últimas horas del futbolista como blanquiazul.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre