El inicio de la 17ª jornada en la Liga Santander arranca teniendo como colista en la vigésima posición al RCD Espanyol, el cual no ocupaba este lugar de la clasificación desde hace 16 años.

Aunque al entrenador y jugadores no les guste, se puede tratar el partido como una primera final de las 22 que restan por disputar. Para conseguir la supuesta permanencia matemáticamente el RCDE debe ganar el 50% de los puntos en disputa de aquí hasta el final de temporada.

Dada la situación del equipo y la competitividad de los rivales, todos los partidos se presentan difíciles. Se ha visto hasta ahora como cometiendo pocos errores individuales, los mismos han costado la pérdida de todos los partidos. Errores muy repartidos y realizados tanto por veteranos como noveles. Por citar algunos, el grosero fallo de Bernardo Espinosa Zúñiga ante Osasuna, que costaba de creer en un jugador internacional de 30 años. El clamoroso fallo solo ante el portero celtiña de Gonzalo Ávila Gordón Pipa (para mí el más significativo de todos los cometidos hasta la fecha) en el minuto 90 y con cero-uno a nuestro favor. El gili-penalti de Víctor Gómez ante Valencia y podríamos seguir con una amplia lista.

Ya no vale mirar atrás, cabeza alta y mucho sacrificio para conseguir los resultados que la afición espera y merece.

El próximo será un partido donde habrá que dominar en primer lugar el factor emocional para que la ansiedad por conseguir la victoria no se transforme en algo negativo que merme lo físico y mental de los jugadores. Después entra lo táctico y estratégico, donde a priori y si Machín no cambia de planteamiento, se espera el habitual 3-5-2 ante el cual Rubi posiblemente también responda con un esquema muy similar.

El equipo andaluz llega en buen momento, habiendo ganado los últimos tres partidos que ha disputado. Cuenta con el experimentado Joaquín Sánchez y Lorenzo Morón García como principales armas en ataque. En el centro del campo el jugador más talentoso sin duda es Sergio Canales a quién habrá que prestar especial vigilancia, ya que de él parten la mayoría de jugadas de gol. Los laterales tienen amplio recorrido, mucha velocidad y precisión en los centros, son ellos Emerson Leite De Souza, un joven brasileño de 20 años y el catalán Alexandre Moreno Lopera.

Me dejo para el final la defensa, curiosamente podría estar integrada por 3 jugadores con pasado por la cantera espanyolista. Son ellos, Marc Bartra, Zouhair Feddal y Edgar González.

En cuanto a la alineación del RCDE la misma presentará pocas novedades y se estima que Jonathan Calleri estará como ariete titular. Si bien las lesiones no le han respetado, el jugador bonaerense ha ofrecido mucho sacrificio y trabajo físico pero muy poca efectividad. Su fuerte es el remate de cabeza. Con el presidente en el palco observándolo de forma directa se juega su credibilidad y la de quienes han recomendado su fichaje.

El morbo para este choque está servido con el ex entrenador perico ahora en el equipo andaluz. Por otro lado la designación del árbitro que ha recaído en Guillermo Cuadra Fernández, quien pertenece al colegio Balear y con Mallorca jugándose la permanencia no parece los más idóneo por parte del colegio de árbitros con el fin de evitar suspicacias. Dicho colegiado nos ha pitado penaltis en contra en los últimos tres partidos que le ha tocado arbitrar al RCDE. Concretamente el último en Cornellá fue contra el Real Valladolid, donde él y solo él vio penalti de Víctor Sánchez. En el VAR estará el navarro Eduardo Prieto Iglesias, “otro que tal baila”.

Partido pues a “cara de perro” en el cual ambos equipos van a asumir los riesgos justos y necesarios. Los tres puntos por primera vez en la temporada deben quedar en RCD Stadium.

Por lo tanto SE TERMINO EL RECREO PARA TODOS, a partir de ya, los directivos a dirigir, los jugadores a jugar y darlo todo, mientras que los aficionados deberán apoyar en todo momento con fervor y sin condiciones.

FORÇA ESPAÑOL

Carlos Acosta

«LIBRE DIRECTO»

Socio Nº 9.383


Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre