Hay un trofeo, eso he leído en LCD, que lleva por nombre Supercopa de Cataluña y lo disputan, a piñón fijo, el RCD Español y el club de los valores (bursátiles) patrocinado por Qatar Foundation, los mismos mecenas que financian a los cafres rebanacuellos del Estado Islámico. La competición, a partido único, se celebra en verano. Para mí tiene un interés fácilmente descriptible, comparable a un triangular playero a disputar por el Cádiz, el Recre y el Marítimo de Funchal.

Me aclaran mis compañeros de trabajo, y sin embargo amigos, Antonio Cases, Juan De Dios Asensio, el perico más perico que conozco, y Carmen Cantón (que forman el germen de la futura peña Distrito Perico bajo el manto tutelar de nuestra madrina, la serenísima María José Glez), que en la última edición de ese gran evento balompédico, el Barça, contrariamente a lo prometido a la Federación Catalana de Fútbol, alineó un combinado de suplentes y chicos del filial, desluciendo de ese modo el brillo y nombradía de la competición. No sorprende en absoluto el criterio tornadizo del club en cuestión… ya sabemos quiénes son y de qué bajezas son capaces. Me dicen que ganamos el partido con un gol de Caicedo… que gastó en esa verbena estival toda su pólvora goleadora para el resto de la temporada.

Cierto que la Supercopa.Cat me importa un bledo, pero si hemos de participar porque no queda otra, nuestra divisa habría de pasar por dignificar de algún modo ese trofeo (hoy de chichinabo) para darle mayor trascendencia, pues no en vano figura en su denominación la tan querida voz Cataluña y hemos de procurar que su nombre no lo arrastren por el fango quienes hacen graves y vehementes protestas del infinito amor que le profesan, pero que a la hora de la verdad pasan de ella como si de una plasta de chucho se tratara.

Por ello considero que nada realzaría más esa copa (hoy copichuela), no más allá de una de Gladiator, brandy de batalla que te rasca el gaznate como si fuera papel de lija, que presentar en el campo del honor a las chicas del Femenino A en aras de la igualdad de género en el deporte de alta competición, pues ese asunto, guste más o menos, está a la orden del día. Nadie, absolutamente nadie nos podría afear semejante iniciativa… pues quien lo hiciera pasaría por un energúmeno, por un discriminador y un machista retrógrado y cavernícola… (¡Están locos, han presentado a las chicas a un torneo de hombres! ¡Qué atrevimiento, qué falta de decoro!)…  Ése tal quedaría a la altura del betún, retratado como uno de esos talibanes barbudos y malcarados para los que las niñas mayores de 14 años pertenecen a la tercera edad.

Si las mujeres comparecen tan ricamente en un consejo de ministros paritario o en la junta directiva de una empresa multinacional… por qué no en un terreno de juego frente a un equipo masculino, aunque sea del Barça… la segregación deportiva por géneros es una de las últimas barreras a romper… y vaya por delante que a un servidor no le adorna una especial sensibilidad para la materia en cuestión, pero insisto en que el RCD Español aportaría su granito de arena al buen nombre de ese torneo completamente devaluado si presentara a nuestras féminas, y de ese modo rompería una lanza en favor de esa igualdad tan cacareada en estos tiempos que corren. El único, y no pequeño, obstáculo a sortear es que, de grado, se rebajen a jugar contra una alineación de circunstancias del FC Barcelona (en adelante  FC-CMEI, Compañeros de Mecenazgo de Estado Islámico), pues nuestras chicas tienen su orgullo, su corazoncito, y a lo mejor no es plato que su paladar demande enfrentarse a adversarios de tan poca sustancia, indignos, es notorio, de sacarles lustre a sus botas.

Javier Toledano Ventosa

Perico de Los Palotes 

Peñista en Doctor Gert

2 COMENTARIOS

  1. Eres penoso, límpiate la boca antes de escribir faltando el respeto a todo el mundo. Por cierto en C’s buscan redactor para Arrimadas yo creo que eres de su estilo.

  2. no sé a qué te refieres, rigoberto… no sé a quién falto al respeto y no sé qué pinta la sra arrimadas en todo esto… pero te agradezco que inviertas tu tiempo en leer mi crónica… creo que aún estás dolido por la repentina marcha de neymar…

    un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre