El primer amistoso de la pretemporada que el Espanyol debía disputar este sábado ante el Nàstic se ha suspendido de común acuerdo con el conjunto de Tarragona.

El Espanyol ha comunicado oficialmente al Nàstic que, finalmente, contará con numerosas ausencias para disputar este partido debido a diversos casos de COVID-19 e integrantes aislados en la plantilla blanquiazul. Ante esta situación se ha acordado la suspensión del amistoso con el objetivo de minimizar también el riesgo de lesión.

Queremos agradecer al Nàstic de Tarragona la invitación a disputar el Trofeu Ciutat de Tarragona y desearle una gran temporada.


Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorNuevo caso de positivo COVID-19 en la primera plantilla
Artículo siguienteNico Melamed: «Quiero ser importante y eso pasa por demostrarlo desde el primer entreno»

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre