El Espanyol salió al campo en su estreno liguero con un once previsible. La suplencia de Darder por Víctor Sánchez podría ser el movimiento más destacado de David Gallego, pero viendo los antecedentes en la pretemporada y en los partidos de UEFA Europa League no era tan sorpresivo.

El partido empezó y se desarrolló con ambos equipos buscando mandar con el balón. El paso de los minutos no dejó la sensación de que ninguno de los dos conjuntos fuera el dominador. Los pericos no tuvieron ocasiones más allá de un buen disparo del monito Vargas desviado a córner.

Cuando el encuentro estaba cerca de llegar al descanso sin apenas ocasiones el Sevilla consiguió adelantarse. Un centro desde la derecha fue rematado por De Jong, el meta perico salvó milagrosamente, pero el rechazo fue al larguero y le cayó a Reguilón que remató a placer.


El paso por vestuarios no mejoró el partido. Siguió a un ritmo pausado y poco frenético. Al Sevilla le servía para llevarse los tres puntos como visitante. Un Espanyol inoperante fue incapaz de plantarse ante el meta visitante. En ningún momento inquietó a Vacklic. Para más inri, una jugada personal de Nolito sentenció el partido.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Nombre